14 de abril de 2019
14.04.2019

La Impaciència gana el Premi Bòtil 2019

La compañía logra el galardón en sa Màniga con la obra 'La minyonia d'un infant orat'

14.04.2019 | 02:45
Oliva, Bonadei y Gener ganaron su primer Bòtil en 2006 con 'Radiografies'.

La compañía La Impaciència se ha proclamado ganadora del Premi Bòtil 2019 en su octava edición. El galardón se dio a conocer el pasado viernes en el Auditori sa Màniga de Cala Millor y recayó en el grupo que integran Salvador Oliva, Luca Bonadei y Rodo Gener por La minyonia d'un infant orat, que se impuso a Vint dies de guerra, de la compañía Dues Cares.

Ambas compañías fueron elegidas para la gran final del Bòtil el pasado mes de marzo, según el veredicto de un jurado integrado por Neus Ribas, Javier Matesanz, Jaume Mirò, Carlota Oliva, Biel Jordà, Albert Pujol, Joan Carles Navarro y Jaume Gomila.

La minyonia d'un infant orat está basada en el texto de Llorenç Riber y está interpretada por Camil Casanovas y Salvador Oliva, con dirección de Luca Bonadei y escenografía de Rodo Gener. Considerada una de las obras más significativas de las letras catalanas y una de las obras en prosa en catalán más importantes del primer tercio del siglo XX, Josep Pla se refirió a La minyonia d'un infant orat como "un libro lleno de una ternura que la retórica no ha podido deshacer ni vender".

Llorenç Riber (Campanet, 1881-1958) describe en este volumen sus memorias de juventud ambientadas en la Mallorca de finales del siglo XIX. El texto acabó convirtiéndose en una útil herramienta para aprender el mallorquín en los tiempos de la represión franquista.

La Impaciència tendrá la oportunidad, como ganadora del Bòtil 2019, de representar esta obra en Palma, Maó (Teatre Principal), Santa Eulària des Riu, Formentera, Porto Cristo, el FLIC de Cataluña, la Fira Litterarum y la Fira de teatre infantil i juvenil de Balears, la de Vilafranca de Bonany. Además, la compañía recibirá un premio en metálico de 3.500 euros. La Impaciència ya ganó el Bòtil en los años 2006, con Radiografies; y 2017, con L'etern mecanoscrit, en una versión de Salvador Oliva.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook