11 de abril de 2019
11.04.2019
Manualidades

El artista egipcio que quiere dar una vida de plastilina a 100 celebridades

Fady Francis ha modelado a muchos famosos que conviven dentro de una vetusta caja de zapatos

11.04.2019 | 16:53
El artista egipcio que da vida de plastilina a las celebs.

Con un bisturí de madera en mano, el artista egipcio Fady Francis perfila con delicadeza una bola de plastilina a la que va dotando de los rasgos del pintor malagueño Pablo Picasso, la pieza más reciente de su proyecto personal: crear y exponer cien caricaturas hechas con arcilla en la capital egipcia.

En su pequeño estudio en el corazón de El Cairo, Francis, un joven cristiano copto de 28 años, se dedica a esculpir con plastilina figuras en miniatura de personalidades egipcias e internacionales desde hace apenas nueve meses, con el objetivo de cumplir el récord de fabricar cien en un solo año.

Entre ellas, la reina Isabel II, Teresa de Calcuta, Gandhi, el Papa Francisco, Albert Einstein, el rey Faruk de Egipto o el icónico escritor egipcio y Premio Nobel de Literatura, Naguib Mahfouz, lucen sus mejores galas hechas con arcilla de color.

Por el momento, Francis ha modelado a medio centenar de celebridades, que conviven dentro de una vetusta caja de zapatos a la espera de ser expuestas en una galería cairota después de que el resto de premios nobel, escritores, monarcas y futbolistas cobren vida.

El joven artista plástico, periodista de profesión, explica a EPA, agencia participada por Efe, que empezó a trabajar como escultor de miniaturas de manera "inesperada" después de que él mismo se diera cuenta del "talento" que tenía cuando agarró hace un año unas tabletas de plastilina.

"A partir de ahí empecé a dar pasos para perfeccionar mis habilidades. Leí y me inspiré en el trabajo de otros. Pero quería tener mi propia técnica, así que pensé en esculpir caricaturas en miniatura", relata el artista a EPA.

El bullicio de la capital invade el improvisado quirófano de estatuillas de Francis, que no pierde la concentración ni el pulso a pesar de la orquesta de bocinas que interpretan la sinfonía incesante de una ciudad que aglutina a más de 20 millones de habitantes.

En este sentido, el artista plástico advierte de que la elaboración de esculturas sirve como terapia.

"Este arte es como un tratamiento. Salvó a muchas personas del suicidio, de la soledad... así que las personas deben tener la cultura de las artes plásticas", asegura Francis.

El joven dice haber viajado a Europa, ha visitado exposiciones de artes plásticas y ahora quiere comisariar su propio proyecto, el primero que realiza el artista en este campo y que espera "terminar pronto".

Sus figuras destacan por la precisión de los relieves y la meticulosidad de pequeños rasgos como las pupilas de los ojos o las arrugas, un estilo que ha adoptado de artistas milenarios que trabajaron no muy lejos de donde él mismo se encuentra.

"Los antiguos escultores egipcios tallaron la cabeza de la reina Nefertiti o la máscara de Tutankhamon con todo lujo de detalle. También perfilaron sus ojos con diferentes materiales de una forma genial, para hacerlos parecer reales", explica Francis.

"Así que Egipto enseñó arte al mundo, le dio las llaves del arte, escultura y dibujo. Debemos poner el foco en las artes plásticas porque Egipto es famoso por su civilización y gran parte de ésta es el arte", concluye.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook