10 de abril de 2019
10.04.2019
Diario de Mallorca
Series

Más de 4.000 personas han pasado por el casting de Netflix en Palma

Durante el proceso, que finalizó anoche a las 22.30 horas en la Misericòrdia, se seleccionaron 1.050 para hacer de extra en la serie 'White Lines'

10.04.2019 | 14:59

Netflix desató ayer la locura en Palma, consiguiendo una respuesta popular espectacular. Más de 4.000 personas, el 1% de la población de Ciutat, pasaron por el casting que la plataforma organizó con el apoyo de la Mallorca Film Comission en la Misericòrdia para la serie White Lines, la nueva creación de Álex Pina (La casa de papel).

Estaba previsto que el proceso de selección terminara a las 20 horas, pero se alargó hasta las 22.30. Las largas colas presagiaban que iba a ser así. Finalmente, tendrán la posibilidad de hacer de figurantes y extras 1.050 personas. Para la producción se precisan unos 600. Y se recogieron más de 3.000 fichas en papel. 

Hay que recordar que para la ficción ayer se buscaban chicos y chicas modernos y modernas de todas las nacionalidades y etnias con edad comprendida entre los 18 y los 40 años. Gogós masculinos y femeninos (con disponibilidad para desnudarse); muchos jóvenes rubios y pelirrojos. Crupiers profesionales. Y hombres y mujeres en general de entre 35 y 80 años

La productora de White Lines ya realizó un casting en Madrid la semana pasada (allí también se rodarán escenas) y la semana del día 23 se trasladará a Ibiza con el fin de seleccionar más extras.

Tal y como ha podido saber este diario, White Lines empezará a grabarse en Almería a finales de mayo. También a finales de mayo comenzará el rodaje en Mallorca, como adelantó este periódico, y se extenderá a todo el mes de junio. En julio y agosto abandonarán la isla para regresar en septiembre. En total serán seis semanas de rodaje. También se filmará parte de esta ficción en Madrid, Eivissa y Manchester.

En Mallorca las grabaciones tendrán lugar en Palma, Valldemossa, Santa Maria, Pollença y Escorca, así como en diferentes playas y espacios naturales de la isla. Aunque algunos de estos lugares pueden cambiar hasta que el plan de rodaje esté cien por cien cerrado.

Esta serie, creada por Álex Pina (La casa de papel), es la mayor producción que habrá atendido en la isla Palma Pictures, la empresa que hará el service. En concreto, para rodar esta ficción, presupuestada en 20 millones de euros, estarán implicadas 400 personas, divididas en dos unidades, que grabarán por Mallorca en paralelo.

Palma Pictures ha estado trabajando en Andalucía en la serie The Crown, de la productora Left Bank Pictures, que también está detrás de White Lines. Su satisfacción con el trabajo de la empresa de service mallorquina y el hecho de que el propio Álex Pina conozca perfectamente la isla, dado que hizo prácticas en la redacción de DIARIO de MALLORCA, han sido puntos a favor para que una de las localizaciones principales de la ficción sea Mallorca.

White Lines, la segunda serie que Netflix rueda en Mallorca (la primera fue Turn up Charlie, filmada el verano pasado), es un thriller centrado en la investigación de la desaparición en Ibiza de un famoso DJ británico de Manchester. Dos décadas después de que nadie supiera nada de él, aparece en la isla su cuerpo, lo que hace que se desplace hasta allí su hermana para investigar qué pudo haber pasado. En su búsqueda, su camino le llevará por las discotecas, yates de lujo y muchas mentiras que la enfrentarán a su lado más oscuro en un lugar donde la gente vive al límite.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook