Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crítica de cine

Corazón puro

Sacar la recortada es fácil. ¿Para qué un remake con actores de carne y hueso de una de las mejores películas de Disney, corta, tierna, levemente optimista, irrepetible? ¿Se ha vendido del todo Tim Burton al poderoso caballero, enterrando personajes como Eduardo Manostijeras o el Jack Skellington de Pesadilla antes de Navidad?

Ni tanto, ni tan malo. El Dumbo original duraba apenas 65 minutos, explotando un único tema: un vástago con un defecto físico solo es reconocido por el resto de elefantes cuando esa tara produce una ventaja competitiva (volar). Como tema secundario, el apoyo incondicional de la madre a su anormal hijo. El guion de la versión actual, de Ehren Kruger, mantiene ese amor de madre pero cambia la manada animal por la humana, que como sabemos puede ser igual o más cruel. No solo es el elefantito, también un artista del circo (Farrell) que regresa de la guerra manco; y sus dos hijos que no acaban de superar la muerte de la madre por enfermedad. La segunda parte del filme vira hacia la codicia económica, igual de inmisericorde con animales y humanos poco cualificados. Total, que se amplía una historia muy simple, lacrimógena y encantadora con una crítica social algo acartonada. El hiperrealismo informático limita la emotiva expresividad original del protagonista; se compensa en parte con sus vuelos dentro de la carpa y con la pareja de niños. El toque Burton se limita a eso, a reivindicar que los raritos siempre tienen sitio en la sociedad; y aprender a no depender de los progenitores sin dejar de amarlos. Sin ser excepcional, el filme ofrece algo más que los embetumats habituales de Disney.

Dumbo

***

Nacionalidad: Estados Unidos, 112 min.

Director: Tim Burton. Actores: Colin Farrell, Nico Parker, Danny DeVito, Eva Green. Cines: Augusta, Rivoli, Ocimax, Artesiete Fan, Cinesa Festival Park, Multicines Manacor

Compartir el artículo

stats