06 de marzo de 2019
06.03.2019

La Familia Addams, un musical de sangre y oscuridad

Carmen Conesa y Lydia Fairén presentan en Palma el musical que representarán en el Auditorium a finales de marzo

06.03.2019 | 19:35
La Familia Addams, un musical de sangre y oscuridad
La Familia Addams, un musical de sangre y oscuridad

"No podemos sonreír, por contrato", bromean mientras posan para los medios gráficos dos de las grandes protagonistas de la familia más macabra y terrorífica, los Addams, que se instalarán en el Auditorium de Palma del 28 al 31 de marzo. Las actrices y cantantes Carmen Conesa y Lydia Fairén caen en la tristeza cuando se meten en la piel de Morticia y Miércoles, respectivamente, pero contagian alegría al referirse a un espectáculo, "una historia de amor, un Romeo y Julieta de sangre y ocuridad", que durante su estancia en Madrid sumó 150.000 espectadores (Teatro Calderón) y ya ha girado por otras doce ciudades, la última, Valencia, donde alcanzarán las 500 representaciones.

"Morticia es la matriarca, la jefa de estos Addams, aunque mi marido, Gómez, piensa que lo es él", aclara una intérprete de cine, teatro y televisión que precisamente se estrenó en las artes escénicas hace más de veinte años con un musical, Historia de un caballo, con José María Rodero. "El musical es el espectáculto total, como un parque de atraccciones; aquí hay que ser multimedia: bailar, cantar e interpretar", defiende.

Apunta Fairén que esta es "una historia nueva que no se ha contado antes, en ninguna serie, película o cómic sobre la familia Addams. La niña (Miércoles) ha cumplido los 18 años y está enamorado de un chico normal, una idea que no gustará a los Addams. Ella y su novio, Lucas, quieren dar una noticia que no vamos a desvelar, y lo harán durante un encuentro con ambas familias".

Tanto Conesa como Fairén coinciden en señalar que "la risa está asegurada", subrayan que "ser distinto es más divertido" y apuntan que gran parte del éxito de La Familia Addams, que se escenifica gracias al tesón de 50 profesionales, se debe a su música –intepretada en directo–, una mezcla de ritmos y estilos que abarcan desde el tango, el twist y el cha cha cha al pop y el jazz. "La música es original, ha sido creada para esta adaptación, y entra a la primera escucha", aseguran.

En esta adaptación, que ha conquistado "a los americanos y ya nos la piden para hacerla girar por Sudamérica", no faltarán las referencias a la actualidad, con dardos humorísticos dedicados "al gobierno nacional o al flequillo de Trump".

Precisamente de actualidad también quisieron hablar las dos actrices, sobre el Día Internacional de la Mujer. "Al 8-M –señalaron– le pedimos más justicia, más igualdad y sobre todo, más educación. Hay gente que aun no entiende qué significa ser feminista".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook