Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rocío Vidal: "A las que dibujamos cañero nos confunden con hombres"

La colaboradora de 'El Jueves' presenta esta tarde en Palma 'Machistadas', un libro de tiras cómicas donde retrata los micromachismos a los que se enfrentan las mujeres diariamente

La dibujante Rocío Vidal, ayer, en Univers del Còmic.

La dibujante Rocío Vidal, ayer, en Univers del Còmic. flor noelia

La dibujante Rocío Vidal (Barcelona, 1989) asegura que las machistadas son micromachismos "en forma de frase rancia que", por desgracia, "toda persona, en especial si es mujer, recibe en algún momento de su vida cotidiana". La comiquera ha recreado en un volumen numerosas situaciones vividas en primera persona o relatadas por otras que la han intentado colocar en una posición de desigualdad respecto a los hombres.

"Estas Machistadas [las presenta hoy a las 19.30 horas en la librería Univers del Còmic, antes Norma] empezaron en las redes, sobre todo en Twitter e Instagram. A Penguin Random House le gustó el material y decidimos editarlo", relata Vidal. "Estas tiras nacen de la necesidad de evidenciar ciertas cuñas que están muy instaladas entre nosotros. Por ejemplo, las reacciones cuando yo pago la cena y estoy con mi chico. O la justificación de unos cuernos por parte de un hombre con frases del tipo 'es que ellos son más fogosos'. Este tipo de situaciones son un campo de cultivo para violencias más duras", considera la dibujante, también colaboradora de la revista El Jueves.

Para la creadora catalana, el mundo del cómic es eminentemente masculino. En un momento en que el feminismo se ha globalizado, "me pregunto si este campo que ahora tenemos las mujeres para publicar se debe a la fagocitación que ha hecho el capitalismo del movimiento porque se ha visto que ahí hay posibilidades de negocio, de generar dinero". Pese a ello, sabe que hay que aprovechar la oportunidad para pronunciarse y en su caso generar relatos lejos de la norma. "Hasta ahora los cómics han sido concebidos por y para los hombres con unos valores determinados. Referentes femeninos hay muy pocos", asegura. De los 60-70, menciona a algunas dibujantes underground, como Aline Kominsky. "Hicieron historietas rompedoras, de mujeres que se masturbaban, por ejemplo", desvela Vidal. De los 80, se inclina por Phoebe Gloeckner. En España, dieron el paso las colaboradoras de revistas como El Víbora, "que estuvieron muy presionadas". "Uno de mis referentes es Laura Pérez Vernetti", quien ganó en 2018 el Gran Premio del Salón del Cómic de Barcelona y participó en 2011 en el Festival Còmic Nostrum. "También me interesan Teresa Valero, Montse Martín y otras dibujantes francesas", añade. "A todas ellas, me costó mucho más encontrarlas que a los hombres".

"Cuando una mujer hacía cómic, siempre se decía que hacíamos historietas para tías. Y mucha gente aún se lo piensa. Incluso hay muchos prejuicios respecto al tipo de ilustración: se espera que dibujemos de manera cuqui. A las que dibujamos de manera más cañera, con el trazo más grueso, nos confunden con tíos. Una vez un lector me preguntó si me preocupaba que me confundieran con un hombre por ese motivo. Tenía ganas de decirle, espera que coja el bolígrafo de mujer para contestarte", relata.

Libertad absoluta es la que ha tenido Vidal con esta publicación, "donde he podido dejar hasta las palabrotas". "Consideré necesario contextualizar las tiras para que no fuera simplemente eso, una recopilación de historietas breves", explica.

Después de Machistadas, una suerte de carta de presentación de la dibujante, creará una historia sobre las relaciones sexo-afectivas. "Pienso que es un término que se nos pierde, parece que o tienes sexo o tienes una relación amorosa. No puede ser algo intermedio. Con relación sexo-afectiva me refiero a que se puede tener una relación empática, honesta y de buena educación con alguien con quien tienes sexo", comenta.

La autora tiene experiencia dibujando cómic erótico feminista. Forma parte de la cúpula directiva de Sextories Magazine, "donde tratamos el sexo de manera inclusiva, cada colaborador tiene una manera diferente de tratarlo". "Cuando hablo de sexualidad lo hago de una manera honesta. En El Jueves también estoy en la sección de erotismo, retrato situaciones sexuales sin mitos. Llegó un punto en que estaba muy cansada de que el porno se hiciera con una mirada muy concreta y para un público masculino", confiesa.

Compartir el artículo

stats