11 de febrero de 2019
11.02.2019

Fallece la filóloga Aina Moll, referente en la lucha y normalización del catalán

Hija de Francesc de Borja Moll, colaboró con éste en la elaboración de los dos últimos volúmenes del Diccionari català-valencià-balear - Fue directora general de Política Lingüística de la Generalitat y asesora lingüística del Govern

11.02.2019 | 02:45
Aina Moll, filóloga eminente.

La filóloga Aina Moll (Ciutadella, 1930), hija del también filólogo, lingüista e historiador Francesc de Borja Moll, falleció el pasado sábado en Palma a los 88 años de edad, según informó su familia, que ha querido subrayar la estima que como profesora –una escuela pública de Palma lleva su nombre– siempre le han profesado sus antiguos alumnos. Su muerte ha provocado un hondo pesar en Balears y Cataluña, comunidades que lloran la desaparición de una figura clave en la defensa de la cultura y la normalización lingüística del catalán. Socia fundadora de la Obra Cultural Balear, fue la primera directora general de Política Lingüística de la Generalitat, entre 1980 y 1988, y asesora lingüística del Govern entre 1995 y 1996. Entre sus múltiples galardones destacan la Medalla de Oro del ayuntamiento de Palma, el premio Ramon Llull del Govern y la Creu de Sant Jordi de la Generalitat.

De padres menorquines establecidos en Mallorca, Aina Moll i Marqués nació el 14 de agosto de 1930 en Ciutadella (Menorca). Su padre, Francesc de Borja Moll, que tuvo ocho hijos, dedicó su vida a la redacción y edición del Diccionari català-valencià-balear (conocido también como Alcover-Moll), obra para la que colaboró en la elaboración de los dos últimos volúmenes.

Tras la guerra civil, que le sorprendió en Menorca, ingresó a los once años en el Instituto Joan Alcover de Palma. Entre sus primeros trabajos se encuentra una compilación del vocabulario de Joaquim Ruyra y un viaje de encuesta dialectológica, acompañando a su padre y a Manuel Sanchis Guarner, para el Atlas lingüístico de la península ibérica, que les hizo recorrer toda Cataluña.

Tras el bachillerato, que acabó con premio extraordinario en 1948, cursó estudios de Filosofía y Letras en la Universidad de Barcelona, obteniendo, en 1953, la licenciatura, también con premio extraordinario en la especialidad de Filología Románica. Ese mismo año trabajó en la organización del IX Congreso Internacional de Lingüística y Filología Románicas y se convirtió en miembro de la Societé de Linguistique Romane.

Finalizados los estudios universitarios participó por primera vez en el Curso de verano de español para extranjeros y estableció vínculos con el Estudi General Lul·lià: fue profesora de sus cursos de catalán, que dirigía su padre, y después fundadora, profesora de francés y primera directora de la Escuela de Idiomas del Estudi, y colaboradora de la Càtedra Ramon Llull. En 1954 amplió estudios de Filología Francesa en la Sorbona, que completó con estancias en Estrasburgo y Frankfurt/Main. Su formación también pasaría por la Universidad de Zúrich.

De 1954 a 1961 trabajó en el Diccionari (volúmenes IX y X), repartiéndose primero con Sanchis Guarner las tareas de preparación de los materiales y asumiéndolas todas a partir de 1959. Ese año su vida dejó de orientarse a la investigación para entregarse progresivamente a la docencia y la divulgación. Durante once años ejerció de directora de estudios del Instituto Joan Alcover y publicó trece manuales de lengua francesa.

Cofundó la Obra Cultural Balear –en 2012 le rindió homenaje en Sencelles y otro en el Teatre Xesc Forteza de Palma– y era miembro del Grupo Catalán de Sociolingüística. Durante años desarrolló una intensa actividad de contacto con el público para promover la normalización lingüística del catalán. En 1993 ingresó en la Sección Filológica del Institut d'Estudis Catalans y en 2011 el Colegio Eugenio López de Palma la honró adoptando el nombre de Escuela Aina Moll i Marquès.

En los últimos años entró en la plataforma contra la ampliación del puerto del Molinar, Al Molinar, Port Petit.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook