Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Marcos Cabotá y Joan Bover: "La gente sigue teniendo miedo a la palabra documental"

"Estamos en una de las décadas de oro del cine español. Hacía años que no se vivía una época tan dulce"

Marcos Cabotá y Joan Bover: "La gente sigue teniendo miedo a la palabra documental"

¿Qué les animó a contar uno de los hechos más desconocidos de uno de los personajes más conocidos de la historia?

Marcos Cabotá: Especialmente de pequeños escuchábamos campanas de personas que hablaban del momento en que John Lennon había llegado a Mallorca. Ya de adulto me pregunté qué había de verdad. A Joan le pasaba lo mismo. Empezamos a buscar a esta gente y la encontramos. Los dos somos fans de John Lennon y uno de los grandes impulsos de hacer el documental fue que la gente desconocía esa historia.

¿Cómo ha sido el proceso de construcción?

Joan Bover: Primero hubo una fase de investigación. Había personajes como el fotógrafo de Diario de Mallorca, Torrelló, que ya había explicado la historia alguna vez pero había otros que no era tan fácil dar con ellos. El proceso duro no fue el rodaje, fue buscar a la gente, montar la historia y explicarla de manera que fuera interesante. Ha sido un proceso largo de investigación pero logramos encontrar a las personas importantes que vivieron la historia.

¿Por qué especial Kyoko ?

M.C.: Es una historia que sucede 100% en Mallorca. Es una historia que empezó en el año 71 y me pareció una historia de amor preciosa. Le tengo cariño a Kyoko.

J.B.: Es especial por el personaje y por la historia. Su recorrido por los festivales y cómo la gente ha recibido el corto ha sido espectacular. Y es que la historia es muy buena. Era tan desconocida y tan inverosímil que ha llegado a la gente.

¿Las vivencias de la gente que aparece en el documental son la clave, la fuerza de Kyoko ?

M. C.: Es la clave y también cómo las explican. Al final son los protagonistas de la historia. Queríamos contar la historia ahora porque estos testigos están aquí.

J.B.: Además lo explican con tanta naturalidad que realmente es la gracia de la historia. Ellos vivieron aquel hecho sin darle mucha importancia, por eso, 47 años después sigue siendo desconocido.

¿Qué tiene Lennon que hoy en día sigue generando interés?

J.B.: Es un personaje universal. Es un icono de muchas cosas.

¿Por qué un documental y no llevar esta historia al terreno de la ficción?

M. C.: Lo debatimos pero la historia es tan inverosímil que debes mostrarla con los personajes reales, si la llevas al terreno de la ficción, directamente no se lo creerán. Era de vital importancia darle realidad a esta historia tan irreal. Por ello apostamos por un documental.

J.B.: Además Jaume Carrió ya dijo que decidió hacer un corto de animación porque el único que puede interpretar a Woody Allen es Woody Allen. Con Lennon pasa lo mismo. Incluso haciendo el documental con fotos de Torrelló, muchos dudan porque la historia es muy inverosímil.

¿Qué momento vive el documental?

M. C.: El documental siempre está en este limbo complejo. La gente sigue teniendo miedo a la palabra documental. No es una selección natural. Es verdad que andamos por esas aguas pantanosas pero gracias a plataformas como Netflix o HBO, que tienen su sección de documentales, están muy bien vistos en países como Estados Unidos. La gente está aprendiendo a ver documentales. Hay una pequeña vía de esperanza con estas plataformas.

J.B.: Las plataformas han servido para que eso explote y nos saquemos los complejos. También en los cortometrajes.

Como académico, ¿cómo ve el estado del cine español?

M. C.: El cine español está en un momento muy bueno, los profesionales de aquí están haciendo grandes guiones tanto en cine como en series. Estamos en una de las décadas de oro del cine español. Como académico he recibido todas las películas y he tenido la sensación de que cada vez que veía una era mejor que la anterior. Hacía años que el cine español no vivía una época tan dulce.

La favorita para triunfar en los Goya...

M. C.: Como académico, me lo tengo que guardar para mí.

J.B.: El reino es brutal y con Campeones me reí mucho. No he visto Entre dos aguas pero he seguido la carrera de Isaki Lacuesta. Es la primera vez que está nominado, por cariño me decantaría por él.

¿Qué esperan de Andreu Buenafuente y Silvia Abril como presentadores?

J.B.: Buenafuente ya ha hecho dos y condujo la gala más vista de la historia. Es un valor seguro. Tiene un talento brutal.

M. C.: El año pasado estuve en la gala y me divertí muchísimo. Desde ahí dentro no daba esa sensación. Fue al salir y revisar la prensa que me enteré. No sé si era porque estaba en la nube por el Goya que había logrado Woody & Woody pero me divertí.

La gala se traslada a Sevilla... R J.B.: Debería ser algo natural.

M. C.: Como académico he estado colaborando y se estaba trabajando para hacer esta gala en Mallorca. Sevilla se enteró, apostó fuerte y se la llevó pero la intención es hacerla un año en Madrid y otro en otra ciudad. Puede ser que algún día veamos una gala de los Goya en el Palacio de Congresos o en el Auditorium.

J.B.: Es la fiesta del cine español y no debería haber ningún problema en que se hiciera por todo el país.

¿Qué historia tenéis entre manos para contar?

Nos hemos gustado mucho. Cortejamos. Haremos algo seguro. Más pronto que tarde.

M. C.: Puedo avanzar poco, estoy trabajando en Los Ángeles haciendo un documental sobre una de las mayores figuras icónicas de los años 80.

J.B.: Hay una propuesta de documental, sigo con Els Entusiastes, videoclips y realizando conciertos.

Compartir el artículo

stats