29 de noviembre de 2018
29.11.2018
Entrevista

Mikel Erentxun: "Maika Makovski tiene una voz inclasificable y una personalidad apabullante"

"Me gustan las voces un poco perjudicadas, no ortodoxas, del estilo de Tom Waits o Bob Dylan"

29.11.2018 | 00:04
Mikel Erentxun suma 32 años de carrera.

Mikel Erentxun

  • Músico. El aplaudido cantante, guitarrista y compositor presenta este sábado en el Auditorium de Palma su último disco, 'El hombre sin sombra', un tratado sobre el amor que contiene doce canciones, nueve de ellas interpretadas por la musa mallorquina del underground

P Presenta en Palma El hombre sin sombra, un disco que habla del amor y sus consecuencias. ¿Su amor por la música ha sido siempre constante o ha habido altibajos en su relación con su profesión?
R Creo que mi amor con la música se ha mantenido bastante constante durante mis 32 años de carrera. Por supuesto habrá habido algún altibajo pero siempre me entrego a la música en cuerpo y alma. Yo estoy encantado con mi oficio, lo he respetado y he querido muchísimo, y la verdad es que me ha ido muy bien, no me puedo quejar porque he tenido un éxito suficientemente duradero como para poderme dedicar a este trabajo durante todo este tiempo.

P Un álbum, el antes citado, que escribió "con sudor y lágrimas" fruto de "un año difícil". ¿Un ejercicio de intimidad que también puede entenderse como terapia?
R Sí. Llevo un par de discos en los que escribo en primera persona y me siento un poco diván de psicológo. Es una manera de liberarme, de expresarme. Me resulta mucho más honesto cantar sobre mí que cuando lo hacía sobre otras personas o sobre historias ajenas a mí.

P Nueve de esas doce nuevas canciones las canta con Maika Makovski. ¿Cómo llegó hasta ella?
R Surgió la idea de meter una voz de mujer en un disco en el que se habla de relaciones de pareja, nos parecía interesante que hubiera un contrapunto femenino. Además, musicalmente hablando era algo que nunca había experimentado, generalmente en mis discos los coros siempre han sido masculinos. Tuvimos suerte, porque nuestro primer objetivo fue Maika y ella aceptó el reto.

P Un reto, a priori, complejo.
R Sí. Porque venimos de mundos distintos, ella de un mundo mucho más alternativo y el mío, más mainstream. Pero no hubo choque de trenes, todo lo contrario, surgió la magia. Venía para cantar un par de canciones y acabó interpretando nueve. Eso quiere decir que estuvo a gusto, que lo que hacía aportaba y se ha hecho tan fundamental que en el directo tenemos que llevar una chica, porque los coros de Maika están omnipresentes por todas las canciones.

P A pesar de la diferencia de edad, de unos veinte años, ¿son muchas las afinidades entre ustedes dos?
R Como yo, ella también ama esta profesión y tiene una cultura musical enorme. Sorprendentemente, porque no nos conocíamos de nada, en el estudio hubo mucha complicidad, mucha afinidad estilística y buen rollo, algo que puede surgir, o no. Se cogió un tren, se vino a Cádiz, nos conocimos y enseguida estábamos metidos en faena. Fue algo realmente muy rápido y bonito.

P ¿Qué hace atractiva su voz?
R La de Maika es una voz totalmente inclasificable. Cuando hablamos de Maika antes de contactar con ella nos parecía muy interesante porque no es una voz fácil de clasificar. Tiene una personalidad apabullante y la prueba es que cuando llegó yo le empecé a marcar una serie de directrices, metía lo que yo le decía, pero de pronto dijo: "¿Y si hacemos esto?". Paco Loco [el productor] y yo nos dimos cuenta de que era más interesante dejarla hablar que proponer nosotros. Así que fue sugiriendo diferentes cosas. En realidad son varias personas en una misma porque en unas canciones canta de una manera y en otras lo hace de modo distinto. Tiene muchas posibilidades, muchos registros. Me sorprendió en el estudio y luego me sorprendió viéndola en los directos, y ahora como presentadora de televisión [en La Hora Musa, en La 2]. Es una persona muy versátil.

P ¿Le sucede con frecuencia eso de quedar cautivado ante voces actuales?
R No, la verdad es que no, pero pasa de vez en cuando. Me ocurrió con Maika y más recientemente con Ángel Stanich, un artista al que he descubierto y del que me he enamorado muchísimo, con una voz fascinante. La verdad es que me gustan las voces un poco perjudicadas, no ortodoxas, del estilo de Tom Waits o Bob Dylan.

P Ya que cita a Dylan, ¿viajará a Hyde Park para escucharle junto a Neil Young el 12 de julio, en un concierto cuyas entradas se ponen a la venta mañana?
R Ya me gustaría pero no puedo programar mi vida a un mes vista así que muchísimo menos con tantos meses de antelación. Además, seguro que me compro la entrada y luego me sale un concierto y no puedo ir a Hyde Park. Me encantaría, porque me gustan tanto Dylan como Neil Young, y también me encanta Londres.

P ¿Sus gustos musicales pasan más por el folk que por el pop?
R Mis gustos a medio plazo son clásicos: Dylan, Paul McCartney, Tom Petty... Pero ahora mismo me pillas en un momento muy Queen. A raíz de la película me he reenganchado a discos suyos que hacía muchísimo que no escuchaba. Escucho a Queen a todo trapo todos los días.

P ¿Aplaudió la película?
R Me gustó mucho, ya la he visto tres veces. Aunque está muy edulcorada y es muy light por encima de todo eso hay unas interpretaciones que me encantan. Creo que el retrato del grupo está muy logrado y sobre todo, se ha conseguido rejuvenecer un repertorio que por otra parte nunca había envejecido. Para mí Queen es un grupo totalmente inclasificable. Queen lo tocaba todo, en sí mismo Queen ya es una definición. Daba igual que hicieran pop, rock, dance o techno, al final la voz de Freddie Mercury estaba por encima e impregnaba de personalidad a todo lo que hacían.

P En Mallorca se reencontrará con el Auditorium, sala que ya conoce.
R De hace cuatro años, cuando toqué con Duncan Dhu. Guardo muy buenos recuerdos de aquella actuación, con el Auditorium lleno. Fue un concierto grande.

P ¿Es cierto que le desagrada ensayar?
R Así es. Primero, porque me aburre muchísimo; y luego porque me gusta la improvisación. Prefiero que los conciertos sean o muy buenos o muy malos pero no siempre iguales. Confío mucho en la magia del momento.

P ¿Qué encontraremos en su próximo disco?
R Está ya escrito, que es lo más difícil. Entro a grabar en enero, en el mismo estudio y con el mismo equipo que El hombre sin sombra. Será el fin de la trilogía que empecé con Corazones. Será un disco resumen de los dos anteriores, con el que vuelvo a tocar todos los instrumentos. Será más eléctrico y rockero, y también monotemático: girará en torno al paso del tiempo. Vuelve a ser un álbum escrito en primera persona, vuelvo a hablar de mí, será otro exorcismo personal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook