Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Celso Albelo: "La ópera, como toda la música, es patrimonio universal y no tiene nada que ver con clases"

"Mi voz empieza a estar en un momento de madurez. Se nota en su color, que es mucho más redondo, y tiene más presencia en la sala"

Celso Albelo (Santa Cruz de Tenerife, 1976) actuará el jueves en Palma. c.a.

P ¿Con qué repertorio deleitará al público mallorquín?

R En el repertorio hay zarzuela, ópera pero los temas que hemos elegido son de las mayores dificultades dentro de la zarzuela y del repertorio belcantista. Es un reto tanto para la orquesta, para el maestro Pablo Mielgo y para mí. Vamos a abrir este ciclo de Grans Veus con un listón muy alto para que los espectadores queden sorprendidos y pasen un rato agradable.

P Donizzeti, Verdi, Rossini? ¿Qué compositor casa mejor con su voz?

R ¡Todos! Los roles que he decidido que podía cometer de todos estos compositores se han adaptado muy bien a mis condiciones vocales. De hecho, los empecé a cantar hace 15 años y los continúo interpretando. Muchas veces me preguntan cuál es mi preferido pero siempre respondo lo mismo: qué dedo de la mano me corto que no me duela.

P ¿Qué le enamoró del belcanto?

R Soy una persona muy curiosa. No tenía nada que ver con el mundo clásico. Tenía 19 años cuando fui a ver mi primera ópera y, como soy curioso, se me plantearon cuestiones como, por ejemplo, cómo los cantantes podían escucharse con tanto instrumento sin quedarse afónicos, cómo los arcos de los violines iban tan sincronizados... En aquel entonces esas preguntas se me escapaban de las manos y empecé a profundizar, a profundizar y mira hora dónde me encuentro.

P ¿Cómo ha evolucionado su voz en estos 15 años?

R Mi voz empieza a estar en un momento de madurez. Soy más consecuente de qué es lo que canto y cómo lo canto. Eso se ve en el color de la voz, que es mucho más redondo, y tiene más presencia en la sala. Como la vida misma, cuando se es más joven, se hacen muchas cosas por el impulso de la juventud y luego haces las mismas más cosas pero disfrutas más de tu profesión.

P ¿Hay algún rol que le gustaría interpretar y aún no ha tenido la oportunidad?

R Hay muchos pero sobre todo son aquellos que por sus características ya se de antemano que será casi imposible abarcar. Un papel que me vuelve loco, que me fascina es el Otelo de Verdi pero es como ciencia ficción para mis cualidades vocales. Pero hay otros de Verdi como V espri Siciliane que creo que será el siguiente paso a medio plazo.

P ¿Qué debut le depara este 2019?

R Este 2019 precisamente me depara debutar en Un ballo in maschera de Verdi. Después tengo una grabación con el sello Ópera Rara. Se enregistrará Il Paria de Donizzetti en un concierto en Londres. También debutaré en Omán con La Bohème. Además estaré en Ja pón y retomaré Guillermo Tell. Es un año importante en este sentido.

P ¿Qué momento vive el mundo de la ópera?

R Soy muy optimista. Creo que la ópera sigue siendo un espectáculo total del cual podemos disfrutar todos. Lo que buscamos los que interpretamos este tipo de música es simplemente llenar de sentimientos durante dos horas a las personas, entendidas o no, que acudan a ver la ópera. En este sentido, creo que la ópera vive un momento dulce. Tenemos que seguir cuidándola.

P ¿La ópera es para todo tipo de público?

R Absolutamente. Es verdad que hay entradas muy caras pero se puede optar por entradas que no tienen precios desorbitados. Lo que hay que hacer es quitarse ese complejo. Yo lo tenía cuando no conocía este mundo pero lo superé. Entré y me quedé enamorado. Es como todo en la vida. Cuando tienes un complejo y lo superas, te quitas una carga encima. Con la ópera ocurre igual. Cuando superas esa barrera y ves esa manifestación artística, te das cuenta de que la ópera, igual que toda la música, es patrimonio universal y no tiene nada que ver con clases.

P El año pasado publicó Íntimamente

R Hay algunas ideas. Se baraja hacer un proyecto de boleros sinfónicos, es decir, canciones de boleros con orquesta pero todavía se está cocinando.

Compartir el artículo

stats