14 de noviembre de 2018
14.11.2018
Diario de Mallorca
Patrimonio

Endesa valora reclamar los muebles de Gesa repartidos en dependencias de Cort

El Ayuntamiento asegura que trasladó a Can Balaguer parte del mobiliario diseñado por José Ferragut "para que no se degradara"

13.11.2018 | 23:41
Escritorio, cajoneras y estanterías diseñadas por Ferragut, actualmente en oficinas de Can Balaguer.

Endesa estudia pedir de vuelta los muebles de Gesa que Cort ha repartido por dependencias municipales en los últimos años. Desde la eléctrica, actual titular del edificio y su contenido, aseguraron desconocer que parte del mobiliario diseñado por José Ferragut, arquitecto del inmueble protegido, se encuentra actualmente en oficinas del Ayuntamiento de Palma. Ante la noticia, comentaron que abrirían un proceso de valoración de la situación para tomar una decisión al respecto.

Hay que recordar que Cort tuvo que entregar el pasado junio las llaves del edificio a Endesa tras perder su propiedad por sentencia judicial.

Parte de esos muebles, en concreto un conjunto de mesas, estanterías, cajoneras y taquillas con perchero, están en estos momentos en Can Balaguer, edificio bajo la gestión de la concejalía de Cultura. "Los trasladamos allí para darles un uso y para que no se degradaran más", explicó ayer a este diario el regidor del área Llorenç Carrió. "De momento, nadie nos ha reclamado nada. Si así fuera, haremos lo que se tenga que hacer", sentenció.

Un conjunto de interés


El mobiliario de Gesa no es cualquiera. Se trata de un conjunto destacado de muebles diseñados por el propio José Ferragut, quien imprimió en los mismos ese aire moderno con que rubricó el edificio entero. De hecho, en el acuerdo de preservación del edificio (es un Bien Catalogado) se ponía de manifiesto la necesidad no sólo de mantener la fachada tipo cortina, así como las plantas diáfanas, sino también otros elementos como los murales (hay uno del artista y ceramista Lluís Castaldo), las lámparas y los pomos de las puertas. Cort mantenía en 2012, cuando gobernaba el PP, que los muebles originales no estaban protegidos, pero la oposición por entonces (PSIB, Més) no lo compartía. En concreto señalaban que el acuerdo del Consell indicaba textualmente que debían conservarse otros elementos interiores de diseño original y que el listado de los mismos acababa con un "etcétera", por lo que consideraron en su día que el mobiliario también entraba en el acuerdo de preservación.

Por otra parte, Endesa confirmó también que en estos momentos hay más muebles de Ferragut en el interior del edificio de cristal y que están seguros. "La vigilancia se ha reforzado", apuntaron. La eléctrica también informó de que cuentan con un inventario de todo el contenido del inmueble y que ante este caso valorarán repasarlo. "En su día, donamos algunos muebles a organizaciones benéficas", comentan.

"Tienda de muebles"


Tal y como publicó este periódico a finales de 2016, Gesa se convirtió en "la tienda de muebles de Cort". De allí fue sacando el mobiliario para algunas dependencias del edificio de Son Pacs y se guardaron algunos escritorios de más para cubrir necesidades en el área de Infraestructuras. La sala de control de tráfico también se nutrió de materiales del citado inmueble. Así como las oficinas de la Fundació Palma Espais d'Art, en el Balaguer.

Los interiores y acabados de Gesa, tanto en las oficinas como en la sala del Consejo, así como en las zonas de paso, reflejan la concepción moderna y de obra total que tenía Ferragut de la arquitectura. A los ojos contemporáneos no escapan los detalles de los pomos de las puertas, los apliques, los muebles de maderas nobles y otros elementos de decoración.

De hecho, todos estos interiores están recogidos en un catálogo nacional redactado por los distintos colegios de arquitectos del Estado. Gabriela Kacelnik fue la autora de la memoria de Balears y por extensión de Gesa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook