13 de noviembre de 2018
13.11.2018

El regreso de Oliva Trencada, entre el sueño onírico y el orientalismo

La banda, formada por Pep Toni Ferrer y Paula Forteza, actúa mañana en el Principal, en el marco del Folk You!

12.11.2018 | 23:52
Paula Forteza y Pep Toni Ferrer, ayer, en la sede de este diario.

Dos años en barbecho han traído cambios en Oliva Trencada. Unas mutaciones que han vuelto a colocar al proyecto en la esencia de sus orígenes: la sencillez del formato, la desnudez del folk. "El grupo tomó un rumbo de influencias africanas que finalmente ha acabado en otra banda, Zulu Zulu", explica el fundador y miembro de Oliva, Pep Toni Ferrer, contento de celebrar el retorno en el marco del festival Folk You! La actuación, que será cerrada por la británica Lisa Knapp, será mañana en la Sala Petita del Teatre Principal.

Precisamente, el promotor de este ciclo de conciertos, Tomeu Gomila, ha sido uno de los motores del regreso junto a Paula Forteza Gamundí, a quien siempre le ha gustado mucho Oliva Trencada, "pero sobre todo con Pep Toni como cantautor, en un formato más pequeño, y en la época de Lluneta del pagès", confiesa. La otra mitad de la banda desvela que el catalizador de esta reaparición son también unas canciones inéditas que tienen un cariz árabe. "Justamente, en los últimos tiempos he estado investigando mucho en sonidos orientales, en música persa y de Armenia. Una de las inspiraciones para mi proyecto Nebulah [que también cuenta con la ayuda de Pep Toni] es Deradoorian, de origen armenio", relata Paula.

El repertorio de Oliva en los próximos conciertos se centrará en las nuevas canciones de sonido oriental, en algunas tradicionales y en temas de Lluneta del pagès, "pero que serán interpretados desde un cariz más onírico y desde alguna tesitura oriental", matizan.

Este regreso de la banda, que fidelizó público y abrió un camino en la investigación de la música popular, supone una reivindicación responsable de la cultura árabe que impregnó la música ibérica y por extensión la tradicional mallorquina. "Pero queremos hacerlo desde un punto de vista más onírico, nocturno y ensoñador de lo que se ha hecho hasta ahora. Se trata más de vivir un sueño y no tanto de recrear una realidad", puntualizan. "También es una manera de reivindicar a la mujer, tan azotada ahora por el fundamentalismo, porque no hay que olvidar que el imperio persa fue una importantísima sociedad matriarcal", subraya Paula.

De momento, el dúo (acompañado por Aucell Cantaire en la actuación del Principal) no se plantea entrar en el estudio de grabación. "Éste es un proyecto folk de campo. No sabemos adónde nos llevará. Queremos que todo surja natural. Es un poco como empezó Oliva: grabando en un cuatro pistas", evoca Pep Toni.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook