14 de octubre de 2018
14.10.2018

"Que Colón era italiano es una de las grandes mentiras de su figura"

El historiador Gabriel Verd asegura que pronto saldrán a la luz los resultados de las pruebas de ADN del Almirante, que revelarán si era mallorquín

13.10.2018 | 22:29
"Que Colón era italiano es una de las grandes mentiras de su figura"
"Cada vez queda menos para que salgan a la luz los resultados de las pruebas de ADN que nos dirán si Cristóbal Colón era mallorquín", avanza el historiador y presidente de la Asociación Cultural Cristóbal Colón Gabriel Verd. A su vez, sugiere que si no fuera por la "inestabilidad política del país", seguramente ya habrían salido los resultados: "Esto sería una noticia de alcance mundial", señala.

El ADN del descubridor se extrajo en el año 2003 de su tumba, que se encuentra en la Catedral de Sevilla desde 1899. El director de la investigación es el catedrático de Medicina Forense José Antonio Lorente, con quien Verd mantiene un contacto continuo para seguir de cerca el estado de las investigaciones que pretenden demostrar lo que reza la tesis mallorquina de Cristóbal Colón: que nació en Felanitx en el año 1460, fruto de una relación entre una felanitxera llamada Margalida Colom y el príncipe de Viana, Carlos de Aragón -hermano de Fernando el Católico. Así pues, si esto fuera así, Colón sería mallorquín y, aunque de manera ilegítima, parte de la realeza.

La tesis mallorquina de Cristóbal Colón, que se ve apoyada por estudiosos de alrededor del mundo, se sustenta en "pistas", como dice Verd, que los documentos históricos y los hechos dejan a su paso. "Lo de que Colón era italiano es una de las grandes mentiras que se han construido alrededor de su figura", afirma. Y pregunta: "¿Por qué sus demandas a los Reyes Católicos, que a la vez eran sus tíos, eran cargos reservados en España solo a la realeza? Porque era hijo del Príncipe de Viana y sentía que le pertenecían". El contrato firmado entre el Almirante y los Reyes Católicos consta en las Capitulaciones de Santa Fe, con el cual acordaron que le atribuirían los cargos de almirante, virrey y gobernador general "si encontraba lo que decía que encontraría en su viaje a América", explica Verd. "No obstante, el contrato se firmó porque Fernando el Católico exigió a Colón que debía mantener en secreto su identidad para que la unidad de España no se viera cuestionada", especifica.

Verd apunta que "hay documentos que demuestran que Colón se alojó en agosto de 1459 en el Palacio de la Almudaina". No los hay que demuestren que estuvo en el Castell de Santueri de Felanitx, sin embargo "se dice que estuvo allí y que entabló amistad con Margalida Colom. Y de ahí nació Colón".

Su paso por la isla lo justifica una demanda de su padre, Juan II, quien le pidió que antes de ir a Barcelona para firmar la paz con él -después de la muerte de Blanca de Navarra había desembocado una guerra civil entre padre e hijo por hacerse con el dominio de Navarra- esperara en Mallorca nuevas órdenes.

Una de las "pistas" que podría reforzar la tesis mallorquina es, en primer lugar, "que la primera isla que descubrió, en las Bahamas, la bautizó con el nombre de San Salvador, nombre del santuario de Felanitx. Además, en su tercer viaje, cuenta Verd, le pone Margalida a la isla actualmente conocida como Isla Margarita, en Venezuela. "Esto son pistas que demuestran que Colón sabía mallorquín. Asimismo, él nunca hablaba ni italiano ni portugués, sino en castellano y latín". Otra evidencia, se encuentra en la narrativa de Colón, donde se ve que utiliza reiteradamente muchas palabras características de la lengua propia de la isla. Y otra: "No se ha podido probar documentalmente que en Portugal -donde se casó- y en Castilla se le llamase ni una sola vez Colombo. Se le firmaba como Colom, y este apellido, acabado en m, es exclusivo de los territorios de habla catalana", sentencia Verd, que sostiene que pronto se despejarán todas las dudas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook