01 de septiembre de 2018
01.09.2018
En contra

David Ordinas: "Soy del dos por ciento de actores que pueden vivir de su trabajo"

El actor David Ordinas (Palma, 1979) empezó en el ´heavy metal´ con el grupo Límit, pasó por el Conservatori y se especializó...

01.09.2018 | 02:45
David Ordinas, actor mallorquín, protagonista de ´La Bella y la Bestia´.

David Ordinas

  • El actor David Ordinas (Palma, 1979) empezó en el ´heavy metal´ con el grupo Límit, pasó por el Conservatori y se especializó en musicales como ´Hermanos de sangre´, ´Peter Pan´, ´Cats´, ´Cabaret´ y ´La bella y la bestia´, donde interpretó al protagonista en 900 funciones en Madrid. Estrena ´Shattered fragments´ en Sitges.

Para que se haga cargo del tipo de entrevista: "¿Quiere matar a la bestia?"
No, me dio mucho y siempre la tendré en la memoria, aunque era un papel tan demandante que a veces te preguntas cómo pude interpretarlo durante más de dos años.

¿Alguien le vio sin reconocerle?
Muchísima gente, todavía me encuentro a personas que me dicen "yo he visto La bella y la bestia". Les digo que entonces me habían visto, y me responden que nunca lo hubieran imaginado. Es lógico, solo aparecía un minuto como yo mismo.

¿Qué le aportó usted al monstruo?
Intenté aportarle naturalidad. Siempre se le ha tratado más como un dibujo animado que como una persona con un problema muy grave. Lo transformé en un enfermo, un hombre atrapado en el encantamiento de una fealdad que no le gusta O atrapado en una red social, en la versión contemporánea.

Actor, cantante, compositor, guionista, director, presentador,... ¿qué quiere ser de mayor?
Me gusta mucho escribir y componer. Quiero seguir actuando porque me da vida pero, sobre todo, que mi creatividad la desarrolle otra gente.

Por definición, un actor español canta mal y baila peor.
Cuando empecé, éramos pocos, pero la generación actual entre veinte y treinta años es una maravilla. Tienen un talento que flipas. En España no lo llevamos muy bien, porque aquí se hacen distinciones. En el resto del mundo, eres actor y punto.

¿Ser actor implica aceptar cualquier cosa?
Solo un dos por ciento de los actores pueden vivir de su trabajo, yo estoy entre ellos desde hace 16 años. Haciendo locuciones, audiolibros, eventos, galas, teatro, cine, televisión. Solo dije que no volvería a hacer nada gratis, porque soy un poco mayor y se aprovechan de nuestra pasión.

Y si es necesario, participa en un acto promocional de Ford.
Pero eso te lo pagan muy bien, ahora salgo de cantante de ópera en el anuncio de Burger King. Se trata de sobrevivir y llegar a fin de mes.

Si has hecho la bestia tantos años, carrera asegurada.
Para nada, el marcador de los actores vuelve a cero completamente tras una producción. Si la fama no te garantiza el trabajo, y no quiero señalar a quienes me refiero,vuelves a los castings y a la eliminación.

Con la angustia ante el teléfono que no suena.
Siempre con esa ansiedad, por desgracia en esta profesión. Pero no has de esperar a que suene el teléfono, has de llamar tú.

Es usted extremadamente amable, lo primero que cambia con la fama.
No necesariamente. He conocido a muchos famosos y, si son difíciles, es porque también lo eran antes. Cuando le das la mano a un famoso, pierde su aura que no puede controlar, y ya sois iguales.

¿Todo actor ha sufrido acoso sexual?
No lo creo. No lo he vivido en mis carnes ni lo he visto, ni siquiera he escuchado comentarios, tampoco de las distinciones por sexo. Esas cosas ocurren a otro nivel.

Ha participado en 'Velvet', que se vendió bien fuera pero sin alcanzar a 'La casa de papel'.
España ha llegado a un momento muy competitivo en teleseries. Nos habíamos estancado en un formato no sé si folklórico, porque series como Aquí no hay quien viva están muy bien escritas, pero son como Xesc Forteza en Mallorca, costumbristas. Velvet aporta una dimensión internacional.

Me he quedado solo en mi aversión a los musicales.
Quiero que desaparezca el comentario de "no sé por qué se ponen a cantar". Si piensa esto, no entiende nada. Cantan porque no pueden expresarse con palabras, y sienten la necesidad romántica de hacerlo.

Prefirió "la bestia" en Madrid al Che de 'Evita' en Estados Unidos.
¿Sabes qué pasó? Estados Unidos me emocionó teatralmente, pero como sociedad no es que me asustara, más bien me decepcionó. En Nueva York todos persiguen el triunfo, sin que importe el precio a pagar. Imperan los codazos, y no lo llevo bien. Me entró morriña y no sé si me equivoqué. Un par de veces he estado a punto de volver allí para sacarme la espinita, y todavía no lo descarto.

"La belleza está en el interior", son cosas que se dicen.
Realmente, te puedes enamorar con más fuerza del interior de una persona que de la belleza exterior pero, si esta te acompaña, subes muchos puntos. Lo veo a mi alrededor.

Los tres mejores musicales de todos los tiempos.
Los miserables, donde participé, el clásico de clásicos. Hamilton, que define el teatro musical del siglo XXI. Y Jesucristo Superstar, que rompió con la norma. Tendrían que escribir uno sobre la transición española, mira, me estás dando una idea.

¿Salvem Portocolom?
Todo el mundo ha cambiado, y eso no puedes frenarlo, pero para mí Portocolom conserva su esencia. Voy un mes al año, porque quiero que mis hijos pequeños lo vivan, bicicleta y playa. Veo gente del pueblo, pero por desgracia me cuesta posicionarme, porque no puedo decirles que no tienen derecho a progresar.

¿Es un caradura, como su gato en 'Cats'?
Ni lo más mínimo, llevo una vida tranquila y casera. Nunca he sido de excesos. Por eso debo disfrutar con estos personajes, porque me suelto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook