28 de julio de 2018
28.07.2018

Netflix blinda sa Fortalesa

300 figurantes locales recrearon una gran fiesta musical en la finca pollencina para la serie ´Turn Up Charlie´ - El rodaje acabó ayer en Mallorca y continuará los próximos días en Eivissa

28.07.2018 | 01:04
El acceso a sa Fortalesa estuvo vigilado durante el día de ayer.

La escena más esperada de Turn Up Charlie, la nueva serie de Netflix protagonizada por Idris Elba (The Wire), se grabó ayer en sa Fortalesa, en Pollença, entre fuertes medidas de seguridad para evitar que los curiosos pudieran acercarse a la finca.

Con el acceso cortado, trabajadores y figurantes tuvieron que desplazarse al set de rodaje en un autobús que les recogió en el Port de Pollença a media tarde. Una pareja de vigilantes prohibió el acceso a cualquier vehículo o persona no autorizada para entrar en sa Fortalesa.

En concreto, el director dijo lo de "luces, cámara y acción" por la noche, que fue cuando se emuló la concurrida fiesta.

Las terrazas de una de las mansiones más caras de España, popularizada por la ficción de la BBC The Night Manager, acogieron la filmación de una gran celebración en la que participaron el protagonista y 300 figurantes locales, escogidos por Moovic en un casting en el que se pidió "variedad de looks y diferentes etnias".

El de ayer no fue el primer día de rodaje en Mallorca para Elba. El actor lleva días en la isla y ha grabado en una casa de Cala Serena, en Felanitx, en otro chalé de Cala d'Or (Santanyí) y en la playa del Mago (Calvià).

Ha sido su prometida, la modelo y actriz Sabrina Dhowre, y también su hija, Isan Elba, quienes han informado a sus fans sobre el rodaje a través de las redes sociales, con imágenes y vídeos tanto de las casas en las que se ha filmado como de los distintos enclaves por los que han pasado y han hecho turismo.

En Instagram, algunos extras locales de Turn Up Charlie han filtrado vídeos de la grabación con numerosos detalles, además de imágenes con el actor principal.

Para esta producción, que cuenta también con la participación de la actriz Piper Perabo (Bar Coyote), se han contratado cerca de 50 personas de la isla.

El guión de la historia de Turn Up Charlie, sobre un DJ que busca relanzar su carrera, está ambientado en Eivissa y no en Mallorca, a pesar de haberse rodado una parte importante aquí, en concreto en cuatro localizaciones distintas: Cala Serena, Cala d'Or, El Mago y sa Fortalesa de Pollença.

La filmación, que ha contado con el apoyo de la Mallorca Film Commission, continuará a partir del próximo fin de semana en la isla Pitiüsa, donde Elba pincha habitualmente.

La primera temporada de Turn up Charlie consta de ocho capítulos de media hora. Está dirigida por Matt Lipsey y Tristram Shapeero, este último también detrás de G.L.O.W., una serie de Netflix sobre lucha libre femenina.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook