Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crítica de cine

Galápago

Galápago

La vejez, parafraseo y corrijo a Bette Davis, sí es para cobardes. Lucky es el apodo que recibió en la Guerra del Pacífico un ahora jubilado (Stanton, en su última actuación antes de fallecer en septiembre pasado a los 91 años) de un pueblo en zona semidesértica de EE UU. Desayuna, hace yoga, camina, rellena crucigramas, ve la tele y por la noche se toma uno o dos bloody marys en un pub. Uno de sus amigos (David Lynch, el que dirigió a Stanton en Paris Texas) está angustiado porque su mascota, un galápago, se ha fugado y tiene miedo de que no pueda vivir cien años más.

Lucky tiene un carácter similar al galápago. Inmortal (incluso fumando una cajetilla diaria), plácido y tan celoso de su independencia que se niega a contratar asistencia. A pesar de llevar una vida cómoda, sin lujos ni carencias, y una salud envidiable para su edad, Lucky tiene miedo a la muerte. Como todos, me juego un brazo. La película lo muestra gradualmente, su sarcasmo con el doctor, su tabaquismo desafiante, la emotiva escena del insomnio con el I see a darkness de Johnny Cash, o cuando canta a pelo e l Volver volver en el festejo infantil de una vecina mejicana. Aunque la película tiene un aire a Paterson en versión tex-mex, se puede resumir, y la antológica actuación de Stanton, en los versos de Genaro Nuñez cantados por Pedro Infante: "Porque el tiempo es buen amigo/ buen amigo de verdad/ Porque cobra y porque paga/ porque quita y porque da." Que te quiten lo bailado, ¿no, Harry?

Lucky

****

Nacionalidad: Estados Unidos, 86 min.

Director: John Carrol Lynch

Actores: Harry Dean Stanton, David Lynch, Barry Shabaka Henley

Cines: Augusta, CineCiutat

Compartir el artículo

stats