14 de abril de 2018
14.04.2018
Educación

La Misericòrdia se transforma en foro romano

Más de 600 alumnos de centros de Balears visitaron ayer los 25 talleres educativos

16.04.2018 | 13:07
La Misericòrdia se transforma en foro romano
La presidenta Armengol se interesó por la comida romana.

Festival Maremagnvm. La tercera edición de este encuentro con la cultura romana se prolongará hasta mañana domingo, con numerosas actividades

Un senador romano, en realidad el organizador del festival Maremagnvm, el profesor de lenguas clásicas Pep Campillo, recibe a los visitantes de un patio de la Misericòrdia que viaja estos días hasta la antigua Roma. Una visita que se transforma en una lección magistral, con todo tipo de detalles sobre la Roma imperial, escuchada ayer por más de 600 alumnos de veinte centros de secundaria de Balears (19 de Mallorca y uno de Formentera).

Bajo las arcadas de la Misericòrdia se han instalado 25 expositores que reproducen la vida cotidiana del mundo antiguo, desde la gastronomía y el vestuario romano hasta la escritura o el tiro con honda. "Los antiguos más ricos vestían con colores brillantes, con telas fenicias –las más caras eran de color carmesí–, mientras que los tonos verdosos estaban destinados a los esclavos", le explicó ayer un grupo de jóvenes a las autoridades que decidieron realizar un recorrido por el foro romano, entre ellas la presidenta del Govern, Francina Armengol, y el vicepresidente del Consell, Francesc Miralles, rodeados por distintos amanuenses, "los precursores del periodismo", en palabras de Campillo.

Escuchar las explicaciones de los responsables de los expositores supone empaparse de un sinfín de conocimientos: cómo escribían los romanos, qué comían, a qué jugaban... A la cuerda, por ejemplo, un entretenimiento que el visitante puede conocer y practicar en el centro del patio, o a los dados, llamados en aquel tiempo alea, o al cara o cruz, con el que se hacían todo tipo de apuestas.

Han pasado dos mil años, y algunas cosas no han cambiado, como la política del pan y circo para el pueblo, lo que los romanos llamaban panem et circenses. Lo que hoy representa el fútbol o la televisión, antes lo hacían actos como la lucha de gladiadores, que podrá verse mañana domingo a partir de las 12 horas.

El taller de vestimenta es uno de los más visitados y la recreación de una ceremonia nupcial, uno de los episodios más esperados, que se representará hoy, con entrada gratuita, a partir de las 18.30 horas.

Tampoco falta el teatro, uno de los entretenimientos preferidos por griegos y romanos. Durante todo el fin de semana se escenificarán las obras Apicata. Nova tragedia romana a cargo de Cristina Francioli (domingo, a las 13 horas) y Mecenàs (hoy, a las 21 horas), una producción de Carles Alcoy para Tarraco Viva, el festival especializado en divulgación histórica de época romana más importante del país.

"Me estreno en este festival, no lo conocía, y la verdad es que me estoy dando un baño de conocimientos", confiesa uno de los visitantes, Pedro Marqués. "Está muy bien montado y me parece interesante y entretenido", añade otro, Colau Ramón, quien asegura que repetirá hoy y el domingo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook