Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Pau Aulí: "Ha sido más un proyecto artístico que una colección de ropa"

El diseñador creó una colección que cuenta la historia del contrabando, el turismo y el 'boom' sexual de Mallorca

Pau Aulí, en la azotea del Hostal Cuba, un lugar con mucha historia contrabandista. mar pérez

Pau Aulí (Mallorca, 1992) empezó Bellas Artes, pero su búsqueda por algo más le llevó a la moda. A esta inquietud se suman su pasión por la historia y su experiencia en vestuario teatral, que le han llevado a ganar el premio Art Jove de Moda.

Su colección 'Estuve en Mallorca, y me acordé de ti', ¿cómo surgió?

Está basada en una investigación teórica sobre el contrabando, el turismo y los "picadores". Gracias a ello llegaron nuevas ideas, formas de pensar que crearon un boom sexual en Mallorca. Al principio quería escribir un libro de cómo había afectado todo esto a la moda mallorquina, pero se quedó en la primera página. Así que decidí proyectarlo en esta colección

¿Cómo usa los tejidos y las formas?

No es una colección al uso, no hay una línea de tejidos o de siluetas. En el teatro tienes en cuenta la historia, el personaje y la dramaturgia a la hora de crear el estilismo. Esto ha influenciado al crear la colección. Cada look representa una pequeña historia de todo lo que pasó. Me apoyé en los tejidos del contrabando como la lycra o el tul y lo contrapuse con el drap y el jacquard mallorquín.Del turismo me influenciaron las siluetas como el escote.

Su desfile fue como una performance

La grabé para el desfile, con la ayuda de amigos. Empieza de forma tenebrosa y elegante, como una película de contrabandistas. Con el móvil grabé el sonido de un documental sobre el turismo en Mallorca, creo que del NO-DO. El remix final es de Maria del Mar Bonet, como la Mallorca tradicional y Neu,un grupo alemán pionero en la electrónica.

¿Cómo fue el proceso de creación?

Cuando me comunicaron que era finalista, hice seis estilismos en tres semanas. Investigaba, a la vez que iba creando. Fue más interesante que llevarlo a una modista.Hay cambios hasta el último minuto. Si lo has estado produciendo y lo has sudado tú, el trabajo es más personal y directo. Ha sido más un proyecto artístico que una colección de ropa.

¿Es la moda una herramienta para expresar nuestra identidad y borrar límites?

Es un ejercicio de liberación de uno mismo. Buscar la belleza, pasando por encima del género, de la pieza, y la historia de la moda. Esa idea al salir a la calle se convierte en un discurso político. Si molesta es porque todavía queda algo por resolver, siempre que no falte al respeto de las personas. Durante mi desfile, un señor se levantó y se fue, al ver a los chicos y las transparencias, le pareció una vergüenza.

¿Qué le inspira para crear?

Intento no hacer diseño inspirado en el diseño. Prefiero mirar la historia, viajar y ver cosas nuevas, un jarrón, un jardín o la cocina de una señora mayor en La Rioja. Cosas que no sean moda, y así llegar más lejos.

Su colección está basada en el primer boom

Se tiene que regular. Las estampas que estamos viendo hoy en día... Planas Montanya podría hacer quince mil exposiciones.

¿Cómo ve el futuro de la moda?

La moda rápida es dañina. El objetivo del sector debería ser concienciar a la gente para que tenga un armario inteligente y responsable. Si te compras una buena americana, no te cansas de ella.

¿Cuál es su próximo paso?

Quiero alargar esta colección, hacer más cosas, transformala. El concepto da para más.

Compartir el artículo

stats