20 de julio de 2017
20.07.2017

Kase.O: "En este mundo de guapos quien confiesa sus debilidades, conecta创

"El rap no desaparece. Mis amigos siguen haciendo sus maquetas y sus discos, siguen en activo. Ellos no han dejado de rapear por que haya surgido el trap"

20.07.2017 | 02:45

P: Su disco ha sido muy alabado y premiado, ha conseguido varios Sold Outs en Londres. Y su concierto ha superado a The Beach Boys y Bad Boys, ¿Cómo se siente?
No sabía este último dato. Estoy en una etapa muy bonita, estoy muy feliz de todo el sufrimiento que pasé con la creación del disco y ahora cosechar estos éxitos es lo máximo estoy sobrepasado. No me esperaba tanto, yo me puse en lo peor, pensaba que iba a ser un fracaso el disco y al ser todo lo contrario estoy un poco sobrepasado.


P: En ´Intro´ declara que el rey ha vuelto y la respuesta del público no ha hecho más que confirmarlo, ¿Qué ofrece para que cada vez más personas que no siguen la escena del rap alaben su música?
Pues, en este caso de este disco de El Círculo, yo lo que veo es que es muy humano. He expuesto mis debilidades. A pesar de que vivimos en un mundo muy artificial y extravagante, pues la gente le gusta la normalidad y se sienten identificada. Es un disco muy humano y muy sincero, yo acababa de escribir las canciones diciendo:"Bueno, joder aquí me he desnudado, estoy aquí confesándome, al igual no se identifica la gente porque es muy personal, pero luego las terminaba.

El mundo está lleno de gordos, feos y gente con granos, digamos que la sociedad nos vende una cosa y luego la realidad es otra. Quiero decir que parece que todo el mundo sea guapo y que todo el mundo esté ligando. La realidad es que todos somos muy feos y no ligamos a la de tres. Hay una especie de presión por parte de la tele, y de los medios y de la sociedad con la estética que la gente cuando escucha un disco de la persona normal pues conectas con ella. Yo creo que eso es el truco.
En este mundo de ser tan guapo, alguien que confiesa sus debilidades y su fealdad pues al final conecta con la gente claro.

¿Por qué fue tan difícil decidir hacer lo que usted quería mostrar y no pensar en lo que el público esperaba?
Fue un proceso bastante largo. En el que pensaba en hacer algún disco de competición, de vacileo, igual que con Violadores. En mitad del proceso sentí la revelación, una necesidad de no hacer lo que venía haciendo durante veinte años. Siempre mi inspiración ha sido parecerme a los americanos,
los de Nueva York, los de Los Ángeles. Hacer rimas y flows muy exagerados. Más estética que contenido era lo que venía haciendo durante años y luego tuve una revelación de todo lo contrario que me quería mostrar a mi mismo. Tenía 35 años y no tenía que estar imitando a los rappers de allí, puedo hacer mi propio rap y mi propia música.

La gente no me conocía realmente, incluso estaba desfasado la imagen que tenían de mi con el verdadero Javier. La gente no pensaba que era un superhéroe ni mucho menos, tengo mis debilidades y meto la pata. Entonces, PUM revolución; cero ego, cero vacileo, y cero técnica.
Me interesaba más que fuera una rima con contenido que me representara. Y eso me costó mucho porque yo sabía que había muchos fans escuchando lo mismo de siempre y me vi haciendo un disco para cumplir las expectativas, entonces, de repente, no me salía. No quería hacer rap para otros.
El rap es la expresión sincera de uno mismo. Y entonces fue el camino que seguí, y no podía cumplir las expectativas de unos que querían el Hip Hop de los noventa. No quería hacer lo que otros esperaban. Quería hacer lo que yo sentía en este momento. No quería seguir tendencias.
Fue un reto muy difícil en hacer mi propia música, pero arriesgué y gané. Fue duro desnudarme, hacer canciones de amor que parecían que estaban prohibidas en el rap. Rompí muchos clichés que he hecho con este disco, que puede salir fatal o puede salir bien, como a mi. Y ha rebasado la barrera del rap y lo escucha mucha gente que no tiene relación con el rap y se sienten identificados.

Al acabar el disco, ¿No le volvió a entrar la sensación de miedo?
Siempre estuvo ahí. Decidí que aunque vendiera una sola copia me gustarán a mi las canciones. Hice las paces conmigo mismo y estaba feliz. Tenía miedo por la estética por que no era hardcore, pero estaba feliz cuando acabe el disco. Ya está hecho, y ahora no depende de mi. Lo que tenía claro es que me había dejado el 100% casi 24 horas despierto pendiente de la canción, dejándome mi ser en cada canción y entonces yo ya estaba tranquilo conmigo mismo. Sí que tenía miedo claro, pero no tanto como en el proceso porque estaba muy bloqueado.

Todo esto lo compuso en Colombia, ¿Cómo le ha influencia Colombia a la hora de componer el disco?
No está muy patente en el disco mi estancia en Colombia. Lo que me sirvió fue para estar en contacto con la naturaleza, y todos estos debates tarde o temprano la viví allí.. No me integre con la sociedad colombiana y estuve bastante metido dentro de mi y en un ambiente bonito. Me ayudó abrazar los árboles, estar con los pájaros y con la naturaleza, pero no hay mucha vivencia dentro del disco. Fue un sitio bonito para encontrarme a mi mismo y no fue fácil. Yo viví en shock el cambiarme de país y adaptarse a otro tipo de cultura. No hice ninguna canción viviendo allí. Me sobrepasó todo viviendo en Colombia.

´Basureta´ es una de sus canciones más íntimas, ¿Es fácil interpretarla en el escenario delante de miles de personas?
Sí, no es que sea fácil o difícil porque al fin y al cabo es aprenderse la letra. Yo rapeo esta canción y vuelvo a revivir el por qué la escribí, cómo la escribí, yo la canto con los ojos cerrados. Eso sí, cuando la canto en directo no la puedo cantar de pie, ni moviéndome. Es una canción muy introspectiva y la canto sentado con los ojos cerrados y reviviendo el momento.
Ahora como estoy feliz pues es cuestión de entrar en un trance y de saber que es un momento del concierto que la gente lo disfruta, se emociona y les llega y disfrutan.

Con ´Outro´ cierra la canción llorando. Cada una de sus canciones es diferente rítmica y musicalmente, ¿Cómo es la progresión de su disco el Círculo?
Yo tenía claro que cada canción tenía que ser distinta a la otra. Como ejercicio si hay un ritmo lento voy bien en ese ritmo, si hay una canción romántica me esfuerzo al máximo para dar lo máximo de mi. Dar lo mejor de mi y desenvolverme en todos los escenarios posibles.
Con los trucos de Intro y Outro le das más temático y mas estructurado al disco.
Simplemente es un caos mi disco, todas las canciones milagrosamente han encajado.

Los temas que yo produje son las que les dan más color al disco. Le dan cierta unidad las canciones tocadas en piano, pero no había mucha premeditación en ese aspecto yo sabía que iba a ser un caos pero que los trucos de los interludios parece que es una obra muy pensada, no, realmente no hay mucha premeditación. Al final fue casualidad y milagro para encajar bien el disco.

Con este trabajo ha arrojado luz, a la escena del rap español y volver a los inicios, ¿Creé que está desapareciendo el rap para dar paso al trap?
El rap no desaparece. Mis amigos siguen haciendo sus maquetas y sus discos, siguen en activo.
Ellos no han dejado de rapear por que haya surgido el trap. Yo veo que son dos músicas distintas que tienen estéticas y ritmos distintos y que no son comparables la una con la otra. Para los chicos de hoy en día tienen esas dos opciones.

Hay chicos que eligen el trap para manifestarse, expresarse o hacer su arte. Yo cuando empecé en los noventa el rap llevaba 20 años. Es una música que siempre estaba ahí. Los chicos de hoy en día lo entienden. Los viejos siguen y no se han retirado, llevamos 20 años y seguimos con el mismo espíritu. No veo yo que el trap vaya a desbancar el rap. Son músicas distintas, incluso hay rapers que se permiten soltarse un trap. No hay que estar enfadados los unos con los otros.

A mi me gustan los palos del Hip Hop incluido el trap. Hay que convivir y se puede hacer rap clásico y trap. Yo sigo haciendo rap clásico y soy número uno en ventas. Los grupos siguen vendiendo discos con el rap clásico. No está de capa caída ni el rap ni el Hip Hop.

¿Qué opina de Yung Beef?
Le respeto como a todos. Me parece que tiene su estilo propio como muchos. Lo veo una estrella en lo suyo, tampoco oigo sus canciones. Creo que todos podemos aprender de los jóvenes y vicerversa, los jóvenes pueden aprender cosas de los viejos. Lo importante es el respeto, si a mi no me faltan al respeto, yo respeto a todo el mundo.

¿Qué es lo que tienen que tener los músicos como el Momo, Dolar, R de Rumba para que sean sus teloneros?
Pues no es fácil ser telonero. Es un trabajo difícil, porque te enfrentas a un público que no viene a verte a ti. Están ansiosos por ver al artista, es difícil sacarles unos aplausos y conquistarlos. Con dosis de talento, carisma y humildad te soluciona una papeleta. En el caso de Dolar, es casi una estrella la gente lo conoce y el Momo mi compañero quien hace las dobles voces pues también me hace de telonero por toda España y Latinoamérica. Como te digo es un reto subir al escenario cuando la gente ha venido a ver a Kase.O y subir tu con tus canciones y conquistar a la gente. Momo tiene humildad, carisma, talento y ganas de brillar. La humildad no tiene que mermar las ganas de brillar tiene que tener los pies en el suelo. Las claves: talento, carisma, simpatía y humildad.

¿Va a ver un nuevo trabajo basado en su experiencia en Colombia?
No lo sé, porque yo cuando me pongo al frente al cuaderno no sé que va a salir. No es que me planteé una canción del racismo. Mi proceso es distinto me pongo ahí con la música y nunca sé lo que va a salir, pero sí que ciertos guiños en alguna que otra canción al país.
Nunca sabes lo que vas a escribir en un pape, cuando te pones hacer la canción. Esta más latente que patente, las experiencias a uno le afectan. No sé si en futuras canciones aparecerá pero si que hay frases inspiradas en Colombia.

¿Se sabe cuando volverá a Violadores del Verso?
No se sabe, pero las puertas están abiertas. Esperar que todos vivamos en la misma ciudad, empezar a tener más roce, tener más contacto. Cuando hay una separación, lo bonito es cuando se juntan, por el propio grupo y por el grupo, es un regalo que debemos a nuestros fans y a nosotros mismos.
Ahora estamos con las individualidades y estamos felices. Para mi el trabajo en grupo me gusta, y todo es más fácil en grupo y se toman las decisiones más fácil y todo fluye, y no hay una negación por mi parte para volver al grupo. Me gustaría, pero ha de haber un proyecto solido y buenos ritmos. A corto plazo no se puede decir la verdad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook