25 de abril de 2017
25.04.2017
Entrevista

María José Montiel: "Moliner intentó cambiar España a través de la cultura y la educación"

La ópera, basada en la vida de la filóloga, se estrenará el día 5 en el Principal y estará en cartel hasta el 9 de mayo

24.04.2017 | 23:31
La mezzosoprano española María José Montiel.

María José Montiel

  • Cantante de ópera.  Montiel es una reconocida mezzosoprano española con un carrera prolífica. Estudió en el Real Conservatorio de Madrid y ha actuado en escenarios como el Carnigie Hall de Nueva York o La Scala de Milán, entre otros. La artista interpretará a María Moliner en la ópera homónima, que se estrena el 5 de mayo en el Principal.

María José Montiel es una mezzosoprano española de carrera prolífica y reconocida como una de las grandes interpretes de Carmen en la actualidad. Natural de Madrid, cursó el grado superior de canto en el Real Conservatorio de dicha ciudad, aunque más tarde se trasladó a Viena para perfeccionarse con Miljakovic. Montiel ha actuado en escenarios como el Carnigie Hall de Nueva York, La Scala de Milán, Kennedy Center de Washington, el Teatro Comunale de Bolonia o el Konzerthaus y Staatsoper de Viena, entre otros. En España ha cantado en prácticamente todos los teatros y auditorios. Y aunque Montiel ya había estado en el Teatre Principal de Palma, el 5 de mayo presentará María Moliner, su debut en la temporada de Ópera.

-¿Cuál es el argumento de María Moliner?
-Es la vida de esta gran mujer. Aunque no tanto de una forma biográfica. Más bien son momento importantes de su vida. La obra empieza con el momento en el que ella decide crear su diccionario y termina cuando ella tiene alzheimer. Creó un diccionario, muy divertido, que era un rival de la RAE. Y lo creó en la cocina de su casa. Utilizó fichas y una pequeña máquina de escribir, mientras era objeto de una investigación-

-En la ópera interpreta el papel de María Moliner. ¿Qué significa para usted?
-La ópera está dividida en 10 actos, que siguen un orden cronológico. Dichos actos forman un recorrido que describen quién fue y qué hizo María Moliner. Una mujer fuerte, que lucho muchísimo. Para mí una heroína. Estaba muy comprometida con la cultura y durante la Segunda República creo 105 bibliotecas. Pero con la llegada de la dictadura fue depurada, perdió su cargo. También es importante destacar que si no llegó a ocupar un sillón en la RAE, fue por machismo.

-¿Cómo se embarca en el proyecto?
-Me lo ofrecieron en 2012 Antoni Parera y Paco Azorín. Son los autores de la obra, cuyo libreto ha escrito Lucía Villanova. Para mí fue un privilegio. Yo ya conocía un poco la historia de Moliner, pero empecé a leer más sobre ella. Y ahora puedo decir que el personaje me enamoró. Es una mujer olvidada por la historia, que merece un reconocimiento.

-Por tanto, ¿la obra es una forma de reivindicar la figura de la filóloga?
-María Moliner intentó cambiar España a través de la cultura y la educación. Incluso durante la dictadura y a pesar de que hubiese perdido su cargo. Se conoce su diccionario, pero se sabe muy poco de lo que hizo. Su esfuerzo no se ha valorado, a pesar de que fue una mujer importante y de peso. Moliner era muy sobria, pero tenía un fuego interior que la llevó a luchar por lo que quería.

-¿Cómo definiría la ópera?
-Una obra musical y escénicamente bellísima, con la capacidad de mantener durantes dos horas a los espectadores inmersos en la historia. Es una ópera fácil de escuchar con una gran calidad. Además, María Moliner cuenta con momentos tristes, de tensión dramática, cómicos. Momentos de sueños y con su marido.

-Pero que sea fácil de escuchar no implica que sea fácil de interpretar.
-Para nada. Es una obra compleja, sobre todo mi papel, porque es muy largo. Tuve que estudiar y memorizar mucho. De los 10 actos que forman la ópera yo canto en nueve. Pero disfruto mucho actuando en la obra .

-¿Cómo valora usted la situación de la cultura en España?
-La cultura en España está muy dejada, no se apoya. Vivimos un momento de deficiencia cultural. Y es triste, porque sin cultura el ser humano cae en la oscuridad. En los colegios se debería impartir un amor por las artes. En lugar de hacer recortes en cultura, los políticos deberían invertir más en esta. A los niños se les tendría que enseñar a buscar la belleza en la literatura, la pintura, la música o la filosofía, entre otras. La cultura es lo que nos llena el alma

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook