22 de abril de 2017
22.04.2017
En contra

Francesc Vicens: "Joan Mascaró fue un maestro espiritual para George Harrison"

Francesc Vicens (Palma, 1977) es doctor en musicología por la Autónoma de Barcelona y profesor en el centro universitario Alberta Giménez

22.04.2017 | 00:57
Francesc Vicens, doctor en Musicología, biógrafo del tercer Beatle

Francesc Vicens

  • Francesc Vicens (Palma, 1977) es doctor en musicología por la Autónoma de Barcelona y profesor en el centro universitario Alberta Giménez. Autor de ‘El cant de la Sibil.la’, acaba de publicar la biografía ‘George Harrison, The Inner light, una vida espiritual’. En el libro documenta la relación del tercer beatle con su gurú mallorquín, Joan Mascaró, que le ayudó a superar el vacío existencial.
–Para que se haga cargo del tipo de entrevista: "¿George Harrison le ha cambiado la vida?"
­–Joan Mascaró me cambió la vida. He escrito George Harrison porque no he sido capaz de escribir una biografía del profesor mallorquín de Cambridge. Es monumental, uno de los homenots de Josep Pla, defensor del escenario común de todas las religiones.­

­­–¿Qué fue Mascaró para George Harrison?
–Mascaró fue un gurú para George Harrison, un maestro espiritual. Actuó como un facilitador de textos para el beatle, ejerció una gran influencia sobre él como traductor de los libros sagrados sánscritos al inglés.

–Un mallorquín efectúa la traducción canónica del ´Bhagavad Gita´ hindú.
­–Y que sesenta años después sigue siendo la versión acreditada, con más de cincuenta ediciones en Penguin Books. No tiene precedentes, y convierte a Mascaró en el mallorquín con mayor proyección desde Ramon Llull.

­­–Un beatle le pide disculpas a un mallorquín por retrasarse en la contestación a una carta.
–Es una gentileza. Harrison, Mascaró y John Lennon coincidieron en un programa de la BBC sobre meditación trascendental. El presentador David Frost pregunta qué diferencia hay entre una borrachera y un viaje espiritual. Los dos beatles aspiran a ser profundos pero pecan de ingenuos, el mallorquín ilumina el estudio con su discurso de paz y alegría, en un inglés impecable. Es ahí donde George se interesa por él.

–¿Qué es la "luz interior" que Mascaró recomienda a Harrison y que el beatle convierte en canción?
–Es un poema chino del Tao. Se refiere a conseguir la plenitud del camino espiritual. Está en todos, pero no todos lo descubren.

–Harrison le confiesa a Mascaró que los Beatles están al borde de la ruptura.
–Los Beatles eran una familia, colegas criados en los prostíbulos de Hamburgo cuando Harrison era menor de edad, allí fueron víctimas de acoso laboral. Después se escondían de sus fans en el baño del hotel. Solo ellos podían comprenderse.

–¿Es más apasionante Harrison o Mascaró?
–Sin duda, Mascaró.

­–¿Entiende Mallorca la importancia de Mascaró?
­–No, rotundamente. Se le descubre a principios de los ochenta, cuando participa en un programa de La clave. El alcalde de Santa Margalida se pregunta quién es, y a partir de ahí lo nombran hijo ilustre. Mascaró se compromete con Mallorca y con su idioma, recita en la BBC a Salvà en catalán. Estamos en un año Mascaró, que nació y murió en un siete, y no se ve nada comparable al estruendo del Any Llull. Un silencio inquietante.

–Mascaró llega a Cambridge gracias a Juan March.
­–El financiero le pide que haga de mentor de su hijo Juan March Servera, y que lo acompañe a Inglaterra. Mascaró aprovecha la oportunidad para forjarse una carrera universitaria, ve que su destino son las lenguas orientales. En el antiguo Ceilán conecta con la India insular.

­–El jefe de la Policía Local de Palma escribió una tesis sobre Mascaró y acabó imputado por corrupción.
–Son paradojas, me costó creerlo. Es una pena en quienes han llegado a entender al maestro de la vida como algo luminoso.

­–¿Harrison visitó Mallorca?
–Harrison no vino, pero recomendó a sus padres que pasaran sus vacaciones en la isla. Es una historia a rescatar, una relación indirecta.

­–No me imagino a Mascaró bailando ´Twist and shout´.
–No, pero conecta con los Beatles porque en 1967 escucha Sgt. Pepper´s y le llama la atención el Within you without you, con música india en un contexto pop. Le plantea a Harrison que tiene una responsabilidad en la vida, que debe hacer una gran obra en la que transmita un mensaje de paz. Y le sugiere La luz interior.

–Lennon era más pragmático, y le decía a McCartney, "vamos a componer una piscina".
–Los Beatles disponen de una canción para cada situación. Junto a temas más profundos, Lovely Rita es la chica del parquímetro, y la graban cinco minutos después de ser multados por ella.

–De ahí que Harrison sea el Beatle aburrido.
­Tiene esta fama, pero es un adjetivo muy injusto. Es el beatle silencioso, con un papel clave porque presencia la batalla de egos Lennon/McCartney que le motiva a estar a la altura de sus canciones.

–¿Cuáles son sus tres canciones favoritas de Harrison?
–Beware of darkness, While my guitar gently weeps, Taxman.

­–¿Ha entendido por qué los Beatles son más relevantes que Bach?
–Son categorías no comparables. Los Beatles catalizan generacionalmente todos los valores de una época, algo que no logran Rolling, Kinks y demás. Gustan a los adolescentes y a sus padres, presentan un corpus unitario con discos tan sólidos como cada época de Picasso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook