02 de febrero de 2017
02.02.2017

La Fundación Juan March de Palma expone el universo abstracto de Esteban Lisa

'El gabinete abstracto' es la primera de una serie de muestras diseñadas por el museo para presentar el cosmos artístico de algunos nombres de la plástica latinoamericana del siglo XX

02.02.2017 | 01:26
La Fundación Juan March de Palma expone el universo abstracto de Esteban Lisa
El Museu Fundación Juan March de Palma inauguró ayer El gabinete abstracto, una muestra con 37 obras realizadas entre 1930 y 1968 por Esteban Lisa (Hinojosa de San Vicente, Toledo, 18995-Buenos Aires, 1983), que incluye obras sobre papel y cartón de pequeño formato y documentación diversa procedentes en su mayor parte de colecciones particulares, entre ellas las de Jorge Virgili, presente en la presentación y quien para Manuel Fontán, el director de exposiciones de la Fundación Juan March, es probablemente la persona que más conoce sobre Lisa.

Considerado uno de los pioneros de la abstracción, no solo en América Latina sino también en España, Esteban Lisa fue, además de un artista relevante, un teórico y un pedagogo comprometido. La muestra ahora presentada sigue fielmente, por lo que al concepto de espacio reducido se refiere, las palabras de Lisa: "En un espacio de diez por diez centímetros se puede introducir todo el universo. No es su tamaño lo que hace al universo, ni las cosas de afuera, sino su estado interno lo que hace su inmensidad". Así, las obras han sido seleccionadas con un criterio cronológico sobre la trayectoria de un artista que, en su decidida búsqueda de la abstracción, puede ser considerado, con justicia y como indican desde la Fundación, un "solitario", pero al mismo tiempo también uno de los pioneros de esa tendencia en Latinoamérica junto a Joaquín Torres-García, Emilio Pettoruti o Juan del Prete.

Lisa pintó principalmente óleos sobre papel y cartón, muchos de ellos a doble cara, especialmente en las décadas treinta y cuarenta del siglo pasado. Según Manuel Fontán, el artista usó de forma reiterada un soporte "modesto", el típico del artista escaso de recursos económicos. Desde los pequeños paisajes y algunos bodegones figurativos de sus inicios, exploró tempranamente la representación mediante composiciones geométricas y evolucionó desde unas primeras abstracciones derivadas del cubismo hasta el lirismo expresionista de sus últimas composiciones. También desarrolló un sentido pedagógico y sintió una gran fascinación por los saberes filosóficos y científicos, las imágenes antiguas y modernas del mundo y también por la carrera espacial de los años sesenta, que despertó en tantos intelectuales la pasión por lo desconocido. Un interés que le llevó incluso a alumbrar una teoría de la cosmovisión, difundida en cursos y conferencias. Fue profesor particular de pintura y dibujo en su propia casa y en una escuela nocturna para adultos. Después, tras su jubilación como empleado de correos, fundó la Escuela de Arte Moderno Las cuatro dimensiones, desde la que reivindicó la abstracción como el lenguaje artístico moderno por excelencia. Lisa se preocupó más por la formación de sus discípulos que por la proyección de su propia creación plástica, que guardó y que nunca quiso ni exponer ni vender en vida.

La Fundación Juan March acogerá esta muestra hasta el próximo 20 de mayo. Después, la exposición se trasladará al Museo de Arte Abstracto Español (Cuenca) y al McMullen Museum of Art del Boston College.

El acto

´EL GABINETE ABSTRACTO´

Lugar: Museu Fundación Juan March de Palma
Fecha: Del 1 de febrero al 20 de mayo de 2017

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine