Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arte

El artista de ´Cuarto Milenio´

Juan Villa es el escultor de las figuras y reproducciones que acompañan cada semana a Iker Jiménez en el plató del programa - Pueden visitarse en el Pueblo Español hasta el día 17

Juan Villa (Asturias, 1978) es hijo de las películas de los ochenta, aquellas que preferían mostrar a un tiburón de plástico en lugar de un escualo creado por animación digital. Su amor por la materialidad y la artesanía es algo que ha sabido trasladar a cada uno de los objetos imposibles y personajes de terror que aparecen semana tras semana en Cuarto Milenio. Un catálogo de curiosidades que ahora puede visitarse en el Pueblo Español de Palma.

El método de este escultor formado y afincado en Valladolid, donde tiene el taller (Prometeo Escultura), es muy riguroso. "El equipo de documentación del programa me manda la información de la que dispone sobre el tema que se va a tratar, incluso fotografías o bocetos, y a partir de ahí intentamos ser muy realistas, aunque es cierto que a veces tenemos que recrear. Iker [Jiménez] siempre nos dice que no inventemos nada y que dejemos la sofisticación a un lado", comenta Villa, que se incorporó en la tercera temporada de un espacio que ya lleva once ediciones.

Jiménez fichó al escultor después de conocer su trabajo elaborando reproducciones para museos. "Hice una del yacimiento de Atapuerca, por ejemplo, de varias figuras originales de bronce del Museo Sorolla o una réplica de la Cueva del Rincón de Cantabria", enumera. El ofrecimiento del periodista de Cuarto Milenio no le asustó, pero lo que no se esperaba Villa son los plazos de tiempo en que debía tener terminadas las piezas. "Todo en una semana, y nos tuvimos que acoplar muy deprisa", confiesa.

Los materiales con los que trabaja en su taller, formado por seis personas, son básicamente sintéticos. "Es mejor que sean blandos, tipo silicona o látex, y que pesen poco para que puedan ser manejados rápidamente dentro del plató", refiere.

De todas las piezas que pueden contemplarse en la exposición oficial del programa, en Palma más de 350, las creadas con una mayor dosis de imaginación y creatividad son las que habitan la sección Visitantes. "Porque son encuentros con seres extraños no humanos y de los cuales sólo existen pequeñas descripciones y en algún caso algún dibujo", señala el artesano. Sin embargo, Villa piensa que las más complicadas de fabricar fueron las réplicas de las pinturas rupestres o los grabados prehistóricos. "En cualquier momento que se te va el gesto, desvirtúas muchísimo lo que fueron", reconoce.

De todas las secciones de la muestra, la que más trabajo le ha llevado es la que se conoce como Criptozona, "poblada por animales imposibles": sirenas, bestias mitológicas, aves prehistóricas, etc. Fauna impresionante y llena de detalles.

En estos momentos, el escultor de Cuarto Milenio está inmerso en la preparación del especial del domingo, "que tiene que ver con los virus". "Va a ser un atrezzo impactante", adelanta.

A pesar de trabajar sobre casos centrados en efectos paranormales, a Villa nunca le ha sucedido nada extraño. "Y eso que vivo justo al lado del taller. Soy consciente de que hemos abierto una puerta peligrosa trabajando sobre estos temas", apunta.

Amén de su labor en Cuarto Milenio, uno de los pocos programas del mundo que produce con tal maestría su atrezzo y réplicas, el taller de Villa se atrevió el año pasado con el cine. Trabajaron junto a Arturo Balseiro los efectos especiales y recrearon una serie de figuras y cuerpos para varias escenas de una película. Hay que decir que la entrada al mundo del celuloide se ha producido por la puerta grande, esto es, con una producción de Hollywood, The Promise, protagonizada por Christian Bale.

Para el artesano, esta reivindicación de lo material en Cuarto Milenio no deja de ser un rasgo muy ochentero. "Todos los integrantes del programa somos de esa generación y lo hemos comentado: no estamos en contra de los efectos especiales digitales, pero al final éstos están evolucionando hacia algo muy frío, sin alma", considera. "Y creo que en esta exposición se ve el alma y la huella de la persona que ha creado y fabricado las piezas", concluye.

Exposicón: Cuarto Milenio

Lugar: Pueblo Español

Días de la muestra: Hasta el 17 de enero.

Entradas: www.4tickets.es/cuarto-milenio/public/janto.

Compartir el artículo

stats