18 de noviembre de 2012
18.11.2012

Un topónimo con muchas dudas históricas

Los estudiosos difieren sobre si Magaluf procede de un nombre propio judío o de palabras árabes

18.11.2012 | 07:30
Los especialistas en toponimia han ofrecido en las últimas décadas interpretaciones distintas sobre lo que significa el topónimo de Magaluf. Los hay que sostienen que proviene de la época de dominación islámica, mientras que otros sostienen una versión distinta. Es el caso de Mascaró Passarius, quien argumentó que procede del nombre propio de una persona judía.
Para ello, se basa en un documento oficial datado en 1334 en el que se habla de una deuda municipal con dos hermanos judíos, uno de los cuales se llamaba Magaluf, según se recoge en el libro Viatge històric per Calvià, de Xavier Terrasa, que asegura que ésta es la teoría dominante.
Hubo estudiosos, como Cantarero Verger, que defendieron que Magaluf deriva de un concepto árabe, magalofa, que significa "gente de palabra".
En el capítulo sobre la toponimia del municipio sintetizada por Terrasa, se recogen también otras opiniones que tienden a buscar las raíces del topónimo en la época de dominación islámica.
Hay especialistas que concluyeron que deriva de maqluf, una palabra que designa en árabe vulgar a una especie de trapo o piel. Un especialista en la materia como Noguerol Mulet concluyó que el topónimo lo formarían dos palabras árabes, ma y haluf, cuyo significado es "agua sucia".
El motivo de esto sería, como se explica en el libro ya mencionado, que "el lugar donde se encuentra la playa era un antiguo salobrar, un foco de infecciones". Como curiosidad, un último dato: en Mallorca, existen dos topónimos parecidos. Es Magalaf, en Escorca, y la cueva de Magaluf, en ses Salines.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

¡Síguenos en las redes!