Sin duda, Ryanair no ha vivido su mejor temporada este verano: cuando ya pensábamos que habíamos superado la etapa de las cancelaciones y retrasos debido a la huelga de trabajadores de la aerolínea en España, ha llegado el parón a Francia con una huelga de controladores que está afectando al espacio aéreo catalán.

Muchos usuarios han tenido problemas con sus vacaciones debido a la tensión entre Ryanair y sus trabajadores, entre ellos el ilustrador irlandés Barry Marterson que el pasado sábado 17 de septiembre terminó en la provincia de Málaga cuando su destino real era Faro, en Portugal.

"Cogí un vuelo de Ryanair a Faro y estoy en Málaga, no podría inventármelo" es el primer tuit de un hilo que ya acumula más de 22.000 'Me gusta' y 2.000 retuits, publicado por el pasajero cuando descubrió con perplejidad que no estaba en Faro (Portugal) como tenía previsto, sino en Málaga.

A lo largo del hilo va relatando la "aventura": "La moral está baja, algunas personas apenas se dan cuente de que estamos en España. El personal de vuelo está tratando de calmar a la multitud con la promesa de la misteriosa caja de respuestas que nos dará cuando lleguemos al aeropuerto".

Poco después, cuanta que están en un "autobús de 5 horas a Portugal" y que han parado en una gasolinera para repostar e ir al servicio durante 5 minutos. "I'm never getting out of here. 1 bus for 157 people, good luck to everyone we left behind" (Nunca saldré de aquí, 1 autobús para 157 personas, buena suerte a todos los que dejamos atrás).

Minutos más tarde, sigue lamentándose de su suerte: "Llegué al aeropuerto de Dublín hace 12 horas y ahora estoy en una gasolinera de Málaga a las 5:41, manden ayuda" o "Esto no es un sueño, acabo de despertar, todavía estoy en un bus en quién sabe dónde".

Por último, Barry tuitea una foto de su ubicación, cerca de Sevilla, donde se ve aprecia la distancia entre la ciudad de Málaga y Faro: "Easy mistake to make" ("Error fácil de cometer"). Finalmente, Barry llegó a Portugal a las 10:20, feliz de haber terminado el periplo, pero bastante descontento con la compañía, a la que acusa de haber mentido.

Por qué el vuelo aterrizó en Málaga y no en Faro

Según las explicaciones de la aerolínea, la huelga de controladores francesa provocó tal retraso que el avión sobrepasó la hora límite para aterrizar en el aeropuerto de Faro y "para minimizar las molestias de los pasajeros", contrató un autobús para trasladarlos desde el aeropuerto de Málaga a su destino.

Masterson, muy enfadado con la solución de Ryanair para "no tener que reembolsar el vuelo a todos" llega a pedir la cabeza de Michael O' Leary's (en un evidente tono humorístico). Finalmente, el tuitero se despide agradeciendo a los usuarios haberle hecho compañía a en este largo e indeseado viaje.