Cada vez son más comunes las páginas web en las que los clientes hablan de su experiencia en bares y restaurantes de todo tipo. Ya casi nadie acude a un local de hostelería sin antes mirar en diversas páginas las opiniones que han dejado quienes han visitado estos negocios previamente. Es por eso que este tipo de páginas de opiniones son cada día más populares y los dueños de los locales están pendientes de lo que sale de ellas.

Una usuaria se ha quejado en las redes sociales de la cuenta que le cobraron por un desayuno. "Pincho de tortilla en la barra de La Primera. No pido pan, lo ponen y lo cobran, 2,30 euros. Le digo a la camarera que no he pedido pan, y me dice que el pan es obligatorio. Esto ya me parece que pasa de castaño oscuro, ¿o no, @canadio1010? #elpanesobligatorio me lo voy a tatuar", se quejaba la clienta en un mensaje que se ha vuelto viral.

Este hilo de Twitter que ya acumula más de 1.700 retuits y 4.400 me gusta y se ha llenado, a su vez, de innumerables fotos de desayunos con pinchos de tortillas con una pinta buenísima y a unos precios sin competencia.

Zascas virales en restaurantes

El pasado mes de agosto las redes sociales estallaron en risas por la publicación de una cuenta de 4.098 euros repleta de Dom Perignon, tequila, cervezas y hamburguesas. En el tuit, el comensal se quejaba de que le habían cargado 372 euros por el servicio y los modales del camarero.

En otro caso los aplausos se los llevó el dueño de un restaurante que, al recibir una mala crítica, contestó con un "zasca educado y elegante" en el que incluyó que el cliente debería "mejorar como persona"

Y otra más de Gijón donde el hostelero de un establecimiento contestó a una queja de una clienta. Este le pidió amablemente a la clienta que no volviera ya que temían "volver a ofenderla tan profundamente".