Más de la mitad de los jóvenes han ganado peso durante la pandemia

Rebeca Gil

Un 58,7% de los jóvenes españoles con edades comprendidas entre los 16 y 30 años ha ganado peso durante la pandemia de coronavirus. Así se desprende de la encuesta promovida por la Sociedad Española de Obesidad (SEEDO) en la que han participado un millar de jóvenes.

El estudio, que también constataba que casi un 25% de esta población tiene sobrepeso u obesidad, aporta no sólo resultados específicos sobre el impacto de la pandemia en el aumento de peso de estos jóvenes, sino que también analiza los hábitos que tienen los más jóvenes a la hora de informarse sobre nutrición, sobre todo a través de las redes sociales.

Te interesa: Por qué algunos tenemos hambre todo el tiempo

Y es que la tasa de jóvenes de 16 a 30 años que manifiesta un aumento de peso durante este periodo asciende hasta el 72,1% entre los ya presentaban sobrepeso u obesidad antes de la irrupción del coronavirus.

Curiosamente, la encuesta revela que «un 56% de los jóvenes cree que el exceso de peso es un factor de riesgo para enfermar de Covid, no observándose diferencias estadísticamente significativas entre los que sufren sobrepeso/obesidad», cuenta la doctora Susana Monereo.

Redes sociales y la salud

La cantidad de información que desde hace unos años tenemos a nuestra disposición con tan sólo activar nuestro teléfono móvil ha hecho que los expertos en obesidad analicen también cómo se informan los jóvenes sobre la salud.

La SEEDO ha comprobado que a un 93% de los encuestados le interesan los asuntos relacionados con la salud, que el 65,7% ha recibido información sobre dieta saludable en el colegio, instituto, la universidad o por otras vías.

Pero lo preocupantes es que cuando tienen que buscar remedio a su exceso de peso la mayoría lo hace por su cuenta (70%) o buscando en Internet (45%). Menos de un 25% ha optado por acudir a la consulta de un nutricionista o un médico para solucionar sus problemas con el peso.

Además, un porcentaje ínfimo, tan sólo el 7,3%, recurre a tratamientos prescritos por profesionales sanitarios que han demostrado eficacia. La realidad es que la mayoría de los jóvenes encuestados recurre para a la pérdida de peso a productos comprados en Internet, herbolarios, gimnasios o parafarmacias.

Y lo más preocupante, lo hacen sin haber recibido ninguno tipo de asesoramiento por parte de un profesional sanitario.

Igualmente, se valora el uso que estos jóvenes realizan de las redes sociales, confirmando que las utilizan masivamente, siendo WhatsApp, Instagram y YouTube las que usan más frecuentemente.

Se aprecia una tasa ligeramente superior en la utilización de la red Facebook entre las personas con sobrepeso u obesidad, en comparación con jóvenes con normopeso (14 vs 8%).

Te interesa: Andaluces y gallegos presentan las mayores tasas de obesidad de España

Las personas con un índice de masa corporal más alto de lo normal tienden a estar menos en redes, con la única excepción de Facebook; con todo, las diferencias respecto al conjunto de la muestra no alcanzan significación estadística.

«Youtube e Instagram son las redes que más utilizan para informarse sobre alimentación y nutrición, sin que se observen diferencias significativas en función del índice de masa corporal», afirma la doctora Monereo.

Falta de ejercicio y una mala nutrición

Otra de las conclusiones que los expertos en obesidad sacan de la encuesta es que son la falta de ejercicio, el picoteo y la mala alimentación las principales razones declaradas por los encuestados para explicar el aumento de peso.

En concreto, el 61% de los jóvenes consume comida procesada a diario y cerca de un 40% reconocen estar más de 6 horas/día delante de una pantalla. En cambio, poco más del 15% de los jóvenes encuestados declara realizar deporte todos los días

Además, hasta un 80% de los entrevistados asume que el exceso de peso es una enfermedad y que cerca de un 90% de los jóvenes con sobrepeso u obesidad admiten que han intentado perder peso.