Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

NARRATIVA

A la búsqueda del tesoro

Alberto Pardo invita a revivir los 70 en ‘Como oro en paño’, historias basadas en historias muy reales

Alberto Pardo. INE

Alberto Pardo realiza en Como oro en paño un viaje en el tiempo que es, también, una invitación a revivir aquellos años 70 de su infancia en Arenas de Cabrales a través de una veintena de historias basadas en hechos muy reales. Advierte el autor: «No lo hago describiendo desde fuera, como un observador neutro y desapasionado, no.

Entro en el relato y lo narro en primera persona, sin parapetarme tras un alter ego, porque entiendo es la manera más adecuada para poder transmitir lo que sentíamos todos los que por allí andábamos». Viajemos, pues: «Si estábamos en el árbol saboreando la fruta robada y llegaba el dueño y había que escapar, lo cuento con el miedo del que huye. Si en una misa funeral de cabo de año uno de los sacerdotes se duerme y ronca, y mi primo Logio y yo somos los monaguillos y no podemos aguantar más la risa, debo recordarlo ahora ya sin contenciones». Y «si en el cine de Arenas de Cabrales cargaba el Séptimo de caballería, sucedía que cargábamos todo el pueblo y aquello cogía unas proporciones de alboroto extraordinario y de una complicidad sin edades. Indios, alemanes y japoneses tenían prohibido ganar en el cine de Arenas. Y yo debía dar fe de ello».

La oscuridad: «El primer contacto con la muerte también llegó. Y tuve que describir el fallecimiento de mi primo Juan Carlos a los diez años por una inyección a la que le tenía alergia». Pardo sale la caza y captura (con sentido aventurero, y estilo muy personal e intenso) de su memoria, y «atrapo y pongo a buen recaudo muchos de aquellos recuerdos de infancia, que son intocables y que no han de perderse». Es un hecho: «Somos los últimos de la caleya seguramente. A todas horas en las calles del pueblo. A casa solo a comer y merendar, y ya al final del día cuando venía tu madre a buscarte zapatilla en mano». Así que estamos ante «una historia local con raíces universales, porque a fin de cuentas éramos unos niños abriéndonos al mundo atrapados en una red de emociones. Y eso sucedía en el barrio de Las Cortinas de Arenas, pero sería muy parecido en Ibias, Andalucía o la Patagonia». Un momento: Como oro en paño, aunque pueda pensarse lo contrario, «no es una nostalgia desesperada. No. Se añora, pero se recuerda de manera cálida, tierna, incluso con mimo y sumo cuidado». Hechuras muy cinematográficas: «Cada historia es un casi un guion literario.

Pretendo que el lector lea y al tiempo vaya viendo las imágenes en la pantalla de su imaginación. Para completar la propuesta sugiero en cada capítulo sabores, olores y canciones. Y tras la narración añado fotos relacionadas con cada relato. Añado elementos evocadores que faciliten junto a la narración el viaje a un pasado cercano muy especial, que ha de guardarse ‘Como oro en paño’. Porque se trata de un tesoro».

A la búsqueda del tesoro

A la búsqueda del tesoro Tino Pertierra

Compartir el artículo

stats