Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ECOLOGÍA

¿Sostener lo insostenible?

Hace 50 años, el Club de Roma publicó el Informe Meadows sobre los límites al crecimiento

Basura.

Basura.

Obscenidad viene obscenus, que significa repulsivo, detestable. Antropoceno es un término creado para designar las repercusiones que tienen en el clima y la biodiversidad la acumulación de gases de efecto de invernadero y los daños irreversibles ocasionados por el consumo excesivo de recursos. Algunos geólogos no lo ven como una nueva época geológica, pero independientemente de nomenclaturas sirve para definir un problemón. También se han propuesto otras denominaciones como Occidentaloceno o Capitaloceno. En cualquier caso, las soluciones a este problema planetario están en la sala de espera. Hay una negativa colectiva, social y política a ver la realidad, a percibir el problema. Gracias a una creencia ingenua, simplista y cinematográfica en el progreso, y agravada por una mentalidad ociosas y consumista. Y por las de las presiones de potentes grupos económicos desde los acuerdos de Bretton Woods. Pura historia, pura hemeroteca. Este libro disecciona en un análisis coral este marrón, porque ya es obsceno poner nuevas excusas para no cambiar de raíz, no maquillaje ambiental o greenwashing o márquetin “verde”.

Hace 50 años, el Club de Roma publicó el Informe Meadows sobre los límites al crecimiento. La científica Donella Meadows indicaba de la inviabilidad clara del crecimiento permanente de la población y sus consumos sobre la base material de un planeta con límites físicos. El informe verificaba cómo la civilización industrial, con sus niveles de producción y consumo, se había construido agotando recursos naturales y energéticos, destrozando equilibrios ambientales y generando enormes desigualdades entre las personas. Todo economista que no solo lea prensa económica lo ha constatado. No hace mucho Arcadi Oliveres -recientemente fallecido- nos lo recordaba, él tenía esperanza en que cada vez más personas veremos el lado siniestro del desarrollo. ¿Qué visión vas a alimentar tú? ¿La nihilista y cobarde “de todo al carajo”, o la valiente y responsable de “sumemos esfuerzos y medios”? Tú sabrás, este libro te ayuda a escoger bando. Esto no va de ovejas y de lobos, esto va de miedo y de valor.

Hemos superado la biocapacidad de la Tierra. La sociedad occidental ha expandido una forma de vida absolutamente incompatible con la lógica de los sistemas naturales, centrada en beneficios temporales. Hay quien pide a modo de SOS (»Save Our Souls») que un sector u otro sea rescatado, pero es un oxímoron, no puedes rescatar con parte del problema. Lo mejor será dejarse de tonterías, no querer ver un problema no lo soluciona, lo agranda.

Antropoceno obsceno Sobrevivir a la nueva (i)lógica planetaria. ICARIA, 190 páginas.

Antropoceno obsceno Sobrevivir a la nueva (i)lógica planetaria. ICARIA, 190 páginas. BORKA KIZA

Para adoptar criterio y perspectiva en este ensayo periodístico se conjuga el análisis de pensadores y entrevistas diversas, encontramos a Thierry Paquot, Bernard Stiegler, Isabelle Stengers, Pierre Rabhi, Gilles Clément, Santiago Cirugeda, Gilles Deleuze, Edgar Morin, Reinhold Messner, Valérie Chansigaud, entre otros. En la Islas Baleares, parece o puede parecer que también nos hemos olvidado de nuestras interdependencias con los ecosistemas y los efectos de nuestros modelos de negocio. Es hora de transformar el cinismo indiferente en un activismo inteligente, activo y regenerador. El Antropoceno además de un punto de inflexión de los equilibrios de la biosfera, es igualmente un naufragio antropológico, pues adaptarse al medio no debería ser destruirlo a costa de todos y de todo.

Compartir el artículo

stats