Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Análisis político

La visión de Preston de la España contemporánea

Grandes nombres publican nuevos volúmenes que llenan un amplio espectro de formas

Paul Preston.

Tras cincuenta años de investigación y publicación de algunos de los más importantes libros (sobre todo, las excelentes biografías que ha dedicado a algunos de sus más importantes personajes, como por ejemplo, las de Carrillo o Juan Carlos I) dedicados a nuestra historia contemporánea, el hispanista británico Paul Preston nos presenta en esta su última obra, Un pueblo traicionado. Corrupción, incompetencia política y división social, su visión sobre nuestro pasado contemporáneo: desde la Restauración borbónica en 1874 hasta el inicio del reinado de Felipe VI en 2014.

Su pretensión ha sido ofrecernos una historia "completa y fiable" de nuestro acontecer contemporáneo haciendo hincapié en tres temas que, según él, han sido recurrentes en nuestro pasado contemporáneo y a los que se han referido otros hispanistas anglosajones como Richard Ford o algunos de nuestros más destacados intelectuales como Ortega y Gasset y Antonio Machado al indicar el papel que jugaron los actores en nuestra evolución histórica contemporánea, en la que el más íntegro, el más coherente fue siempre el pueblo español. Su clase política apenas miró por sus intereses y practicó la corrupción sistemática a lo largo de esos ciento cuarenta años como también lo hicieron sus principales instituciones , la Iglesia, la Monarquía y el Ejército, originando un clima de violencia institucional que ha dominado, salvo en esta última etapa democrática, durante todo nuestra historia contemporánea, como puede constatarse por las decenas de pronunciamientos militares y golpes de estado que jalonaron todo nuestro siglo XIX , las cuatro guerras civiles: las tres carlistas en el XIX y la del 36 en el XX, amén de las dos dictaduras -las de Primo de Rivera y Franco- del pasado siglo. Corrupción , dedicación a sus intereses corporativos y abandono de los públicos y consecuentemente violencia e inestabilidad políticas, habrían sido, según Preston, la tríada definitoria de nuestra evolución política contemporánea.

De esos tres elementos mencionados, Preston dedica una especial atención al de la corrupción con el análisis detallado y pormenorizado de los casos que han jalonado nuestro pasado reciente, sobre todo, los sucedidos en nuestra etapa democrática, tanto los producidos en el ámbito del PSOE como en el del PP y los llevados a cabo por el pujolismo e, incluso, los que han afectado a la Casa Real.

Preston pretende que su historia sea sucesora de la de Raymond Carr, aunque aquella tuviese por eje de interpretación el fracaso del liberalismo en España, y ciertamente se está convirtiendo en un gran éxito editorial. ¿ Volvemos con ella al paradigma interpretativo de la excepcionalidad de nuestra historia? Preston lo niega y apunta que aspectos similares han sucedido también en otros países europeos. Pero quizá para cierto sector de lectores su visión peque de cierto populismo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats