Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jubilados y aspirantes

Una nueva secuela de la obra de 1986. A principios del siglo XXI Miller ya había vuelto a su Batman más oscuro, en una continuación que a muchos nos pilló un poco cansados

Jubilados y aspirantes

Miller se inició en el medio muy joven. Larry Hama contaba cómo iba al estudio de Neal Adams a enseñarle sus muestras cuando era apenas un adolescente. Adams lo machacaba sin piedad pero eso no desanimó al joven creador. Hasta que un año el veterano miró el material, no dijo nada y descolgó el teléfono. Se puso en contacto con un editor de Marvel para recomendarle al joven dibujante que tenía a su lado. Allí empezó la leyenda de Miller que muy poco después protagonizó en Daredevil una de las etapas más afortunadas del personaje. Para Mazzucchelli escribió dos historias que se mantienen como clásicos absolutos: Daredevil Born Again y Batman, año I. Como creador completo a veces Miller patinaba, como en Ronin, un desbarre con ínfulas europeas muy indigesto. También podía acertar, como demostró en su Batman Dark Knight returns. Allí imaginaba a un héroe que volvía de su retiro para enfrentarse a un mal absoluto y que había llegado a corromper a toda la sociedad. Por supuesto salía Reagan y se presentaba a Superman como un perro fiel del sistema. Luego creo que el éxito lo despistó un poco.

Durante años dibujó historias de Sin City, una propuesta gráficamente estimulante pero con muy poca chicha detrás. Miller empezaba a convertirse en un cliché. Pero el público se mantuvo fiel y también le acompañó en su siguiente obra: 300. Todos recordamos los pectorales de Gerard Butler en la adaptación cinematográfica de Snyder. Aunque en la versión original los espartanos iban con todo al aire. En fin, tampoco era un gran tebeo ni conseguía que nos olvidáramos de la versión de Breccia. Cuando Miller presentó su secuela de Batman, muchos ya habíamos perdido la fe en su trabajo. Aunque no se había desvanecido la admiración por el personaje, conocido por las constantes críticas que recibe por sus posicionamientos políticos.

La verdad, no esperaba gran cosa de este nuevo acercamiento a Batman. Menos cuando aparece Azzarello en los créditos. Los dibujos corren a cargo de varios talentosos autores: Andy Kubert, Janson, Risso y Romita Jr. Miller firma algunos episodios cortos pero su dibujo ha mutado de tal manera que casi se agradece que su participación sea mínima. Era muy difícil facturar algo que devolviera cierta dignidad al personaje. Ya saben, después de los tostones de Nolan cada vez que se oye "yo soy Batman" es casi imposible no escuchar la voz engolada de Bale y caer en la parodia. Pero de alguna forma Miller supera los prejuicios iniciales y construye un relato con unos tonos épicos que podemos aceptar. Que hasta emocionan y convencen. El argumento contiene un buen puñado de ideas originales, algo complicado cuando tratamos con personajes tan conocidos. Lo de Kandor, que desata el drama inicial, es un buen concepto. También lo de los poderes de Linterna Verde. Su enfrentamiento con las tres esposas es aterrador. La relación entre la hija de Superman y sus padres está bien. Etc.

Al principio parece que se van a repetir los formalismos de su entrega de los ochenta, como lo de las teles. Pero enseguida se da cuenta de que no funciona y apenas vueleven a salir, cosa que mis ojos agradecen. Es simplemente una historia de superhéroes bien contada. Y eso, en los tiempos que corren, ya es mucho decir. Pueden darle una oportunidad.

Mientras Batman vuelve a abandonar (otra vez) su retiro, otros luchan para conseguir entrar en el mundo con el que sueñan. Como saben, vivir como dibujante o guionista de comic no es fácil. A finales de mayo se abrirá una puerta para algunos creadores de las islas. Un agente acostumbrado a lidiar con los editores de Marvel y DC pasará por Palma para revisar porfolios, a la busca del próximo Frank Miller. Algunos ya llevan semanas sudando sobre las seis páginas que deben presentar en la prueba. El agente también ofrecerá una charla sobre los interiores del mercado el viernes 24 de mayo en Can Oleo. Si necesitan más información, pueden dirigirse al ILLENC, que patrocina esta actividad ¡Mucha suerte a todos!

Compartir el artículo

stats