Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Música

Entre Debussy y Bartók

Magníficas grabaciones de Barenboim y Perianes

Entre Debussy y Bartók

Entre Debussy y Bartók

Coinciden al mismo tiempo en el mercado dos nuevas grabaciones con el piano como protagonista. Una de Daniel Barenboim centrada en la música de Claude Debussy y otra de Javier Perianes junto a la Filarmónica de Munich, bajo la dirección de Pablo Heras-Casado. Ambas tienen en común un magnífico resultado global ante obras que ya son de repertorio pero no necesariamente de las más interpretadas en los circuitos. Debussy es el último afán del maestro Daniel Barenboim. A su nuevo disco se unió una gira de recitales que conmemoraban el centenario de la muerte del compositor francés.

En Oviedo estuvo en enero precisamente con un concierto centrado en su obra que tuvo mucho de accidentado por lo ruidoso del público que abarrotaba la sala y que acabó destrozando la interpretación de Barenboim con continuas toses que rompían la audición de las obras. El pianista se enfadó y esto es lógico porque Debussy requiere de una atmósfera especial que costó mucho alcanzar en la interpretación en vivo. En este disco, parte del cual está grabado hace diez años (precisamente el libro 1 de los "Preludios") se puede disfrutar plenamente del concepto de Barenboim de estas obra, que va más allá de entender a Debussy al modo de Boulez que veía en él al padre de una nueva era moderna en la música; Barenboim bucea en su obra con el objetivo de ampliar el foco y situárnoslo además como un compositor capaz de romper categorías establecidas que sólo consiguen empequeñecer su figura y su lugar mayúsculo en la historia de la música. Encontramos aquí esa magia sonora que va más allá de la mera perfección formal, la que emana del talento y del profundo estudio de una obra a la que el músico argentino lleva mucho tiempo trabajando para profundizar en un universo sonoro fascinante al que saca toda su esencia en un disco impresionante y referencial, editado por Deutsche Grammophon.

Dos españoles unen sus fuerzas con una de las más brillantes orquestas europeas, la Filarmónica de Munich. Pablo Heras-Casado, al frente de la formación, y el pianista Javier Perianes se centran en la obra del compositor húngaro Béla Bartók, obteniendo un sensacional resultado en su casa discográfica común, Harmonia Mundi. A día de hoy, tanto Perianes como Heras-Casado son dos de los músicos de la nueva generación más versátiles de los circuitos de conciertos. Abordan repertorios complejos, técnicamente muy exigentes y con una capacidad de trabajo admirable. El mejor ejemplo es la esplendente versión del "Concierto para piano número 3" de Bartók. Expresivamente muy rica, de enorme potencia sonora que no baja la guardia desde el "Allegretto" inicial de resonancias mozartianas al vigoroso "Allegro vivace" del cierre. Ambos demuestran aquí que estamos ante dos de los más relevantes exponentes de la interpretación musical de la actualidad y de los próximos años. En el disco también se incluye el monumental "Concierto para orquesta" una de las obras clave de Bartók en el que Heras- Casado saca partido a fondo de la orquesta germana para presentarnos la obra con perfecto balance de precisión formal e intensidad.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats