Fútbol. Primera RFEF

Dimisión: Patrick Messow le gana el pulso a Guillermo Pisano en el Atlético Baleares

La renuncia del director general del club blanquiazul pone fin al largo historial de desencuentros con el director deportivo

Patrick Messow, director deportivo del Atlético Baleares, en el Estadi Balear

Patrick Messow, director deportivo del Atlético Baleares, en el Estadi Balear / Twitter / @AtleticBalears

Pau Ferragut Massanet

Pau Ferragut Massanet

La guerra fría en el Atlético Baleares tiene un vencedor: Patrick Messow. Ello se desprende del comunicado oficial que este viernes emitió la entidad balearica y en el cual anunció, de forma escueta, la dimisión de su director general, Guillermo Pisano, esgrimiendo "motivos personales después de siete años dirigiendo el club blanquiazul".

El alemán, actual director deportivo, asumirá según prosigue el texto "de manera transitoria" algunas de las funciones de gerencia, mientras que las demás "se llevarán a cabo de forma interna junto con los diferentes departamentos de club".

El último acto público en el cual Pisano representó institucionalmente a la SAD balearica fue en la reunión mantenida con Margalida Prohens, presidenta del Govern, en el Consolat de Mar el pasado 2 de noviembre.

En cambio el viernes de la semana anterior ya fue Messow quien encabezó la representación club en la gala anual del fútbol balear organizada por la Federació de Futbol de les Illes Balears.

Guillermo Pisano, a la derecha, obsequia a la presidenta del Govern Margalida Prohens con una camiseta del Atlético Baleares

Guillermo Pisano, a la derecha, obsequia a la presidenta del Govern Margalida Prohens con una camiseta del Atlético Baleares / Twitter / @ElConsolat

Inestabilidad institucional

Según ha podido saber DIARIO de MALLORCA las áreas deportiva y de gerencia del Atlético Baleares han mantenido un largo historial de desencuentros en el día a día sobre el modelo de gestión de la entidad durante las últimas temporadas.

Si bien el argentino fue perdiendo apoyos, con la marcha del director de comunicación Carlos Hernández o del responsable de márketing Lawrence Johannes, el alemán ha seguido contando con la incondicional confianza de su compatriota, máximo accionista y presidente, Ingo Volckmann desde su desembarco en el club el verano de 2014.

Este último coletazo de lucha de poder institucional se enmarca también en el contexto de un convulso inicio a nivel de resultados del Baleares esta temporada, los cuales han provocado ya protestas y abucheos de los aficionados blanquiazules en el Estadi Balear hacia Messow y su secretario técnico Jordi Roger por la planificación deportiva y la política de fichajes, además de las informaciones publicadas por este diario, el pasado día 17 de este mes, sobre las intenciones de venta de las acciones del club y las impresiones que el propio Volckmann ofreció posteriormente.