Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Primera RFEF

El Atlético Baleares se despide del ascenso directo

El empate ante el Sevilla Atlético y la falta de fiabilidad de los Eloy Jiménez hacen que alcanzar la primera plaza sea ya una utopía

Zabarte protege el balón ante la presión de dos rivales del Sevilla Atlético. ATB

A falta de nueve jornadas para que concluya la fase regular de Primera RFEF, el Atlético Baleares ya tiene asumido que el primer objetivo de la temporada, lograr el ascenso directo, ya es un imposible. Once puntos separan a los de Eloy Jiménez del Albacete, líder de la categoría, una distancia prácticamente insalvable a estas alturas de la temporada. Además, el segundo objetivo, disputar el playoff, corre serio riesgo de no cumplirse si el conjunto blanquiazul no eleva el nivel.

Cuesta entender cómo un proyecto que protagonizó un inicio de curso tan prometedor, batallando por el primer puesto y realizando el mejor papel de su historia en Copa del Rey –llegando hasta octavos de final– haya desembocado en una segunda mitad de temporada llena de errores y dejando víctimas por el camino. 

Tras la fantástica actuación desempeñada en el torneo del KO, los resultados en Liga, la competición verdaderamente importante, comenzaron a no llegar. El Estadi Balear dejó de ser un fortín y a domicilio el equipo perdió toda identidad posible, siendo incapaces de conseguir victorias lejos de la isla desde el 13 de febrero. 

La falta de victorias y el paulatino descenso de posiciones llevó a la entidad presidida por Ingo Volckmann a prescindir de Xavi Calm al frente del equipo. Tras él, Eloy Jiménez fue el elegido para intentar darle la vuelta a la situación y devolver al conjunto de la Vía de Cintura a una batalla por el primer puesto que ya parece muy lejana.

El cambio de entrenador no ha surtido el efecto deseado. Con el de Hellín, los blanquiazules han logrado una victoria (en su debut ante el Alcoyano), dos empates y una derrota. 

Números pobres para una plantilla diseñada para ascender y que, ahora, puede incluso quedarse fuera del playoff. Albacete, Andorra y Villarreal B están a más de dos partidos de distancia, un margen muy considerable tratándose de equipos de la parte alta. Los blanquiazules son cuartos, con 45 puntos, pero cuentan con una legión de rivales a solo un paso de distancia. 

El San Fernando, uno de los rivales que le restan en Liga, le iguala en puntuación (45). Por debajo, Algeciras, Nàstic y Castellón les siguen a solo una unidad de distancia. Muchos equipos con solo dos posiciones en juego. En este pequeño sprint final el Baleares parte con cierta ventaja, pero si la falta de juego e ideas continúa, esta temporada será la enésima en la que el ascenso se convierte en una meta imposible de alcanzar.

Cornellà: Dos invitaciones por abonado

Como ya ocurriera el pasado fin de semana ante el Andorra, el Atlético Baleares quiere que las gradas del Estadi Balear mejoren su aspecto para los importantes partidos que le restan por jugar como local. Es por ello que, en vistas al duelo de este domingo ante el Cornellà, la entidad blanquiazul ofrece a sus abonados la posibilidad de recoger dos invitaciones cada uno para el encuentro. Paralelamente, el club regalará también dos tickets a aquellos que compren en la tienda oficial artículos por valor de diez euros.

Compartir el artículo

stats