Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Feliz regreso a la Liga para el Atlético Baleares

Los de Xavi Calm se imponen al Algeciras gracias a los goles de Vinicius y Dioni, en un encuentro marcado por las grandes bajas que arrastraban los locales

Vinicius intenta controlar el balón en el partido ante el Algeciras. ATB

El Atlético Baleares regresaba a la Liga tras seis semanas de parón entre aplazamientos y Copa del Rey y lo hizo de la mejor forma posible, con una sufrida victoria sobre el Algeciras, rival directo por el ascenso. Los goles de Vinicius, en el 4, y de Dioni, en el 55, hicieron que los blanquiazules comiencen con buen pie su maratón de partidos en las próximas semanas. Los visitantes recortaron distancias en el 77 mediante el tanto de Álvaro, pero los tres puntos se quedaron finalmente en el Estadi Balear.

No era fácil la papeleta para los de Xavi Calm. La convocatoria, bajo mínimos por las numerosas bajas que presentaba, no ofrecía muchas alternativas a un once con novedades, sobre todo en defensa. El Algeciras, por su parte, llegaba tras derrotar al líder, el Villarreal B, y con jugadores desequilibrantes en ataque.

El inicio del partido fue una pesadilla para los de Iván Ania. En el primer minuto, Víctor López se echó al suelo reclamando el cambio. Primer contratiempo para los visitantes y ovación de gala para José Peris, que regresaba a la que fue su casa en los últimos años. Y justo a continuación, jugada rápida organizada por la izquierda. Pastrana, que debutaba como titular, cayó en profundidad y metió un buen centro para que Vinicius Tanque, de tacón, marcara uno de los goles de la jornada.

Necesitaba el brasileño un partido como el de ayer. No está siendo su mejor temporada ni en goles ni en rendimiento, pero ayer se desquitó con trabajo, sacrificio y lo más importante, ayudando a su equipo a ganar. Sin casi buscarlo, el Atlético Baleares ya estaba por delante del marcador. El gol no cambió el guion esperado en el encuentro. Al conjunto andaluz no le temblaban las piernas con el balón en los pies, mientras que los palmesanos no tenían problemas en recular y amenazar a la contra. 

Los de Calm estuvieron muy cómodos durante la primera mitad, con un Xavi Ginard que apenas tuvo que intervenir. El Algeciras, animado por cerca de una veintena de aficionados que se desplazaron a la isla, aglutinaba la posesión, pero sin traducirlo en ocasiones claras. Tomás, con un tiro de exterior desde dentro del área, y Álvaro Romero, con un disparo seco desde lejos, fueron los únicos en poner a prueba a Xavi Ginard, muy seguro en ambas acciones.

Tras el descanso, el arranque fue igual al del final de la primera parte, con el Algeciras manejando el balón y el Baleares bien situado, aunque comenzando a pasarlo mal. Los de Iván Ania, sin embargo, dejaban muchos espacios atrás, con la defensa muy adelantada, y de este modo llegó el segundo de los locales, que tuvieron una efectividad máxima en el partido.

Contra de libro tras recuperar el balón en el centro del campo. Vinicius se descolgó en banda, se tomó su tiempo para otear el área y encontró en la frontal a Armando, que, tras casi forzar un penalti, sirvió el gol en bandeja a Dioni que, solo y sin marca, fusiló a placer a Crespo. Dos goles de ventaja con la ley del mínimo esfuerzo perfectamente ejecutada. Un premio impagable para los de Calm, que afrontan un final de mes de enero terrorífico con partidos cada cuatro días.

El segundo tanto apaciguó los ánimos del Algeciras y comenzó el turno de los cambios. Ania proyectó una triple sustitución para los suyos, intentando refrescar el centro del campo en busca de soluciones. Jesús Álvaro, que regresó tras lesión, reemplazó a un voluntarioso José Fran, mientras que Manel, ya recuperado de la covid, sustituía a Vinicius.

El partido parecía ya visto para sentencia, pero en un minuto cambió por completo. Luca Ferrone abandonaba el campo para ser atendido en la banda y los visitantes aprovecharon la superioridad numérica para recortar distancias en el marcador. Buena jugada de todo el grupo que acabó con un disparo de Álvaro Romero ante el que nada pudo hacer Xavi Ginard.

Con los visitantes crecidos, tocaba juntar líneas y apretar los dientes para retener un triunfo importantísimo para seguir enganchado a los puestos de ascenso. Los minutos iban pasando y cada centro al área de los rojiblancos helaba la sangre de los pocos balearicos presentes en las gradas.

El pitido final del colegiado fue celebrado a lo grande. El Atlético Baleares, que ya ha dejado atrás el sueño de la Copa, sacó el partido con solvencia, con una dosis de sufrimiento, pero se mantiene en la cuarta posición con 32 puntos y con confianza para seguir recuperando el terreno perdido.

Ficha técnica:

Atlético Baleares: Ginard, Ferrone, Delgado, Orfila, Josep Jaume (Nicoli, m.92), Pastrana, Armando, José Fran (m.66, Jesús Alvaro), Dioni y Vinicius Tanque 8m.73, Manel)

Algeciras: Crespo, Mariano, Pepe Mena (m.66, Javi Duarte), Iván (m.66, Borja), Roni, Álvaro, Tomás, Robin, Ferni (m.66, Juan Serrano), Víctor López (m.2, Peris) y Leiva  

Goles: 1-0, m.3: Vinicius Tanque, remate de tacón a un centro de Pastrana; 2-0, m.55: Dioni, con un disparo colocado desde dentro del área; 2-1, m.77: Álvaro Romero, con un disparo de dentro del área.

Árbitro: Jorge Tárraga (C. Valenciano)

T.A: Josep Jaume (m.61), Duarte (m.85)

Compartir el artículo

stats