Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

COPA DEL REY

El Valencia finiquita el sueño copero del Atlético Baleares

Un tanto de Marcos André a los 40 segundos de partido le basta al Valencia para apear del torneo del KO a un conjunto blanquiazul que se despide de la Copa con la cabeza alta

44

Copa del Rey: Atlético Baleares - Valencia G. Bosch

Se acabó el sueño copero. Lo finiquitó el Valencia por la vía rápida. Cuarenta segundos le bastaron al cojunto che para apear al Atlético Baleares de la competición del KO. Un tanto de Marcos André desvaneció la ilusión y cortó por lo sano la aventura de los mallorquines en la Copa del Rey.

Pese a la eliminación en octavos, el Baleares firmó un partido muy serio, fue capaz de aguantar la tiranía de los valencianos y mantuvo la ilusión de los más de 4.000 aficionados que se acercaron este mediodía al Estadi Balear para animar a los suyos.

Tras las eliminatorias frente a Calahorra, Getafe y Celta, el sueño copero del conjunto blanquiazul toca a su fin. Se despide el matagigantes de la edición con la cabeza alta, habiendo dado la cara hasta el último segundo y con las miras puestas ya en el verdadero objetivo de la temporada, el ascenso a Segunda División.  

Las bajas por coronavirus y las lesiones condicionaron ambos onces en la matinal en el Estadi. Xavi Calm se quedó sin su héroe del partido ante el Celta de Vigo, Manel Martínez, contagiado por Covid; y José Bordalás apostó por el debut del canterano Cristhian Mosquera en el lateral diestro y se decantó por Marcos André como hombre más adelantado.

Pese a la gran ilusión puesta en la eliminatoria, cuarenta segundos es lo que tardó en desmoronarse la mañana para la familia blanquiazul. Un despeje de cabeza de Racic en el centro del campo se convirtió en un balón envenenado para la defensa local. Marcos André bajó el balón y se plantó sin oposición ante Xavi Ginard, a quien batió por bajo (0-1) sin que nada pudiera hacer el meta mallorquín.

El mazazo fue durísimo, pero ello no impidió que el conjunto blanquiazul se mantuviera firme en sus intenciones. La calidad del rival impedía al Baleares tener continuidad en su juego, sus presiones eran efímeras y al Valencia se le notaba cómodo desactivando las tímidas intentonas locales.

Es más, la primera con cierto peligro para los mallorquines no llegó hasta el minuto 25 del partido. Dioni improvisó un zurdazo con el que rozó la escuadra de Jaume Domènech, desaparecido hasta el momento. Por si la calidad del rival no bastara, Canario tuvo que ser sustituido lesionado al filo de la media hora de partido por Carlos Delgado.

El principal problema para el conjunto blanquiazul era que el futbolista que más protagonismo aglutinaba era Xavi Ginard. El guardameta artanenc estaba siendo el encargado de mantener con vida a su equipo. Desbarataba las ocasiones che con la mano y con el pie, seguro por abajo y poderoso por arriba. El Atlético Baleares solo confiaba en una contra milagrosa que pudiera igualar la balanza, pero eso no ocurriría, al menos en la primera parte.  

Josep Jaume recoge el balón del fondo de las mallas. GUILLEM BOSCH

Tras la reanudación el partido elevó sus pulsaciones. El síntoma más palpable fueron las tres amarillas que tuvo que mostrar González Fuertes en apenas dos minutos para calmar los ánimos de los jugadores. Al Valencia parecía convencerle el resultado pese al peligro que este podía entrañar. Mientras tanto, el equipo de Xavi Calm seguía buscando sin atino revertir la situación, pero ni la entrada de José Fran y Hugo Rodríguez, ni el apoyo incesante de su gente consiguieron los resultados esperados.

El Valencia se fue entonando con el paso de los minutos, pero el Baleares siguió mostrándose férreo en defensa y no pasó demasiados apuros. La más clara para las blanquiazules la tuvo Vinicius Tanque justo antes de retirarse del verde, pero el brasileño, que le había ganado la espalda a los centrales, no fue capaz de rematar en el punto de penalti un gran centro de Hugo.

Los minutos avanzaban, la afición desesperaba y el conjunto mallorquín no era capaz de revertir la situación. El Valencia, sin embargo, un equipo sobre el papel dos categorías por encima de los mallorquines, apostaba por la pérdida de tiempo como recurso a la desesperada. Con la cabeza alta, pero sin premio al trabajo realizado, así se despidió el conjunto blanquiazul de su gran andadura por la Copa. El matagigantes dice adiós, pero se va por la puerta grade.

Ficha técnica

Atlético Baleares: Xavi Ginard, Luca Ferrone, Pedro Orfila (Hugo Rodríguez, min. 64), Josep Jaume, Ignasi Vilarrasa (José Fran, min. 64), Canario (Carlos Delgado, min. 26), Cordero, Damián Petcoff, Armando, Vinicius (Pastrana, min. 75) y Dioni.

Valencia C.F.: Domènech, Musah, Guillamón (Javi Guerra, min. 90), Racic (Foulquier, min. 63), Diakhaby, Gayà (Lato, min. 76), Alderete, Hugo Duro, Marcos André (Guedes, min. 63), Koba Lein y Cristhian.

Goles: 0-1: Marcos André (min. 1).

Árbitro: González Fuertes (Comité asturiano).

Tarjetas amarillas: Guillamón. (min. 54), Racic (min. 55), Luca Ferrone (min. 56), Dioni (min. 84) y Musah (min. 93).

Tarjetas rojas: No hubo.

-------

Consulta aquí los resultados y la clasificación de la Copa del Rey

Compartir el artículo

stats