Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tedioso empate entre Atlético Baleares y Villarreal B (0-0)

El conjunto blanquiazul y el filial 'groguet' igualan a todo en un partido sin ocasiones de gol y marcado por las altas temperaturas sufridas en el Estadi Balear

Petcoff, rodeado de dos rivales del Villarreal B.

Petcoff, rodeado de dos rivales del Villarreal B.

El récord de arrancar con tres victorias seguidas para el Atlético Baleares en la categoría de bronce tendrá que esperar. Bajo el abrasador sol que ha imperado en el Estadi Balear, sin disparos a portería y excesivo respeto, el conjunto blanquiazul y el Villarreal B han regalado un tedioso empate (0-0) a los aficionados que frena su buena racha en Primera RFEF y que les deja ambos con siete puntos en la tabla.

Xavi Calm ha optado por repetir el mismo once que goleó de manera brillante al Albacete la semana pasada, pero poco o nada ha tenido que ver un encuentro con otro. Los blanquiazules no han estado nunca cómodos sobre el verde y no han encontrado la manera de hacer daño al rival, con jugadores como Canario, Hugo o Alfonso lejos de su mejor versión.

Poco se puede rescatar de la primera parte. No han sido los mejores cuarenta y cinco minutos de fútbol que verás los seguidores blanquiazules. A la alta temperatura y humedad que se ha registrado en el Estadi Balear, les ha acompañado un partido excesivamente trabado y lento, donde las defensas superaban en mucho a los ataques y donde el respeto mostrado por parte de ambos conjuntos impedía salidas del guión que provocaran situaciones de peligro.

De hecho, no se ha contabilizado ningún tiro entre los tres palos en el primer periodo. El Villarreal B apostaba más por el juego en corto y posesiones largas, mientras que el Atlético Baleares, ante la presión del filial groguet, lo hacía en largo intentando aprovechar la envergadura de Vinicius Tanque (muy errático) y Dioni Villalba. El delantero andaluz ha probado fortuna a los cuatro minutos, con una volea a la media vuelta que ha pegado en el lateral de la red, en la que ha sido la ocasión más clara de la primera mitad.

Vinicius intentar deshacerse de par. ATB

La falta de claridad de medio campo hacia adelante ha provocado que futbolistas diferenciales en la categoría como Canario y Hugo Rodríguez apenas apareciesen, más enfrascados en ayudar a sus laterales que en crear peligro. El juego de los de Xavi Calm se ha centrado en la banda izquierda, donde un voluntarioso Jesús Álvaro no se ha cansado de subir la banda para meter centros, aunque todos con escaso resultado.

En el bando amarillo, más de lo mismo. Su posesión en defensa era inocua y no conseguían intimidar a la bien situada retaguardia blanquiazul. Tan solo han gozado de una ocasión. Arana, en el 22, ha rematado mal de volea en el área pequeña cuando tenía todo el tiempo del mundo para controlar.

La pausa de hidratación, más necesaria que nunca, ha activado un poco a los locales que, amparados en Dioni, con más intención que acierto, intentaban mostrar tímidamente las garras. Una chilena fallida y un disparo repelido por un defensa han sido lo más noticioso de un partido que parecía pedir a gritos el tiempo de descanso. El enfado en la grada del Estadi Balear ha llegado en el 36, cuando el colegiado Català Ferran no ha visto penalti en una posible carga sobre Jesús Álvaro a la salida de un córner.

Tras el paso por vestuarios, el encuentro ha seguido por los mismos derroteros. Los blanquiazules tenían mayor control de la posesión, pero no acaban de llegar con peligro al área defendida por Íker. El calor hacía mella y los 22 jugadores mostraban evidentes síntomas de fatiga. Mayores espacios, unos contra unos sin ayudas… Miguel Álvarez ha sido el primero en reaccionar con un triple cambio, y al poco le ha secundado Xavi Calm, sustituyendo a un desaparecido Canario por José Fran.

Ferrone corta la internada de un jugador del Villarreal B. ATB

Por juego parecía difícil que fuese a llegar algún gol. Las piernas pesaban cada vez más y los balones directos, más por falta de ideas que por orden táctica, no invitaban a los delanteros del Baleares a seguir desgastándose en carreras cada vez más difíciles de seguir.

Pese a ello, el campo comenzaba a inclinarse hacia la portería del Villarreal. El filial groguet parecía conformarse con el empate, mientras que el conjunto blanquiazul adelantaba la línea de presión para intentar forzar algún fallo. Sin embargo, las ocasiones seguían sin llegar y Xavi Calm ha optado por meter lo que tenía en el banquillo, quitando del campo a un exhausto Dioni y a Petcoff para dar entrada a Manel Martínez y Armando Shashoua.

Los minutos se han ido consumiendo sin que nada ocurriese, valorando cada vez mejor un empate que al inicio nadie compraba. El Atlético Baleares, que se queda sin lograr su tercera victoria seguida para lograr su mejor registro en un inicio de Liga, y Villarreal B se reparten un punto que les sirve para seguir como invictos en Liga.

Compartir el artículo

stats