Tras el insuficiente empate cosechado in extremis el pasado domingo frente al líder de la categoría, el San Sebastián de los Reyes, el Atlético Baleares afronta este mediodía (12 horas / Footters y web IB3) una nueva prueba de fuego en la que se juega su futuro sin prácticamente margen de error. El Estadi Balear acoge el encuentro aplazado correspondiente a la jornada 15 entre los de Jordi Roger y el Navalcarnero.

A falta de cuatro jornadas para que finalice el primer tramo de la temporada, el conjunto blanquiazul no se puede permitir ningún tropiezo si quiere seguir aspirando al ascenso de categoría. Para ello el Baleares afronta el encuentro cargado de buenas sensaciones tras el partido disputado este pasado domingo, en el que a pesar de no sumar los tres puntos, sí hizo mucho más que su rival para llevarse la victoria. Ahora mismo la situación en la clasificación es crítica ya que los blanquiazules son quintos y suman 19 puntos. Se encuentran a tres de desventaja respecto al Real Madrid Castilla, cuarto en la tabla, y a seis del Rayo Majadahonda, quien marca los puestos que dan acceso al play-off. Por su parte el Navalcarnero, quien lleva dos semanas sin competir, es sexto, a dos puntos de los mallorquines.

Para el encuentro frente a los madrileños Roger no podrá contar con el centrocampista Alfonso, quien sigue de baja por una lesión, ni con Cordero, quien fue expulsado el pasado domingo. El técnico catalán sí recupera al central Olaortua.