Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Atlético Baleares femenino, campeonas de invierno

Este sábado reciben al Son Sardina en Son Malferit «sin ánimo de revancha»

El Atlético Baleares celebra la primera posición al acabar la primera vuelta.

El Atlético Baleares celebra la primera posición al acabar la primera vuelta.

Once victorias, un empate y dos únicas derrotas son los números con los que el Atlético Baleares cierra la primera vuelta del campeonato en la Segunda División femenina. Un cómputo de resultados que ha permitido a las ‘guerreras’, como ellas mismas se hacen llamar, llegar al ecuador de la competición como campeonas de invierno. «Con los pies en el suelo», pero mirando de reojo hacia el Reto Iberdrola, las pupilas de Txema Expósito prometen guerra de aquí al final del curso.

«Atravesamos una dinámica muy buena -acumulan 9 victorias consecutivas-, pero creo que en parte es fruto del buen trabajo que se está haciendo», reconoce el técnico del conjunto blanquiazul. «No nos sorprende estar arriba porque ese era el objetivo que nos marcamos en el inicio de la temporada: dentro del vestuario hay mucha calidad humana y técnica», resalta.

El incipiente proyecto -cabe recordar que este año cumple su tercera temporada de vida-, no baja el listón. Si durante el primer curso lograron ascender de Autonómica a Nacional y el año pasado se asentaron en la categoría de bronce, esta temporada el objetivo es meter al equipo en la lucha por el ascenso, algo que por el momento están consiguiendo. «El grupo ha ido de menos a más y el equipo está trabajando muy bien. Al final todo trabajo tiene un proceso y creo que no hay mejor ejemplo. Estamos en una dinámica buena, pero sabemos que en algún momento llegará la derrota», resalta el preparador.

Entre las jugadoras que conforman el plantel se encuentran Marga Fullana, capitana del equipo, y Ray Silva, otra de las veteranas. Ambas fueron pioneras en un proyecto y una casa que ya consideran como suya. «El equipo está hecho para estar arriba, pero creo que todo el vestuario tiene los pies en el suelo. Nuestra intención siempre es luchar cada fin de semana y ya se verá hasta dónde podemos llegar», manifiesta Fullana. «Al final ser campeonas de invierno es algo anecdótico, para mí lo importante son las sensaciones y estas son muy buenas. Trabajamos en un vestuario muy sano y autocrítico y existe un vínculo muy especial y humano entre todas las futbolistas», resalta por su parte Ray.

Esta temporada, extraña en todos los sentidos, la división de bronce del fútbol femenino español cuenta con siete grupos, algunos de ellos divididos en dos subgrupos. Para ascender al Reto Iberdrola será necesario quedar primeras y pasar una eliminatoria ante otro campeón. «No te voy a mentir, a mí personalmente me ilusionaría mucho poder lograr un nuevo ascenso, pero no es nuestro trabajo pensar ahora en eso. Esos son números de los que se encarga nuestro cuerpo técnico. A nosotras nos dan las herramientas y trabajamos, ese es nuestro oficio», reconoce ambiciosa la futbolista brasileña.

Ray Silva, Txema Expósito y Marga Fullana posan para este diario.

Ray Silva, Txema Expósito y Marga Fullana posan para este diario. GUILLEM BOSCH

Pese a los buenos resultados que están acompañando al equipo en estos últimos partidos, el Atlético Baleares inició el curso con dudas. El equipo presentaba numerosas novedades e incluso el cuerpo técnico era totalmente nuevo. «A principio de temporada nos costó. Era un equipo que se tenía que acoplar, con algunas futbolistas llegadas de la península y jugadoras jóvenes del sub’23. Todo necesitó un proceso, pero la progresión se ha hecho patente», indica Expósito. «Quizás empezamos la temporada un poco frías, aunque comenzamos a entrenar muy pronto, no pudimos hacer ningún amistoso durante el verano por las restricciones del Covid y eso se notó algo en el equipo», destaca Fullana. «En ese proceso de adaptación se perdieron partidos, pero nos sirvió también para conocer nuestras debilidades y poder mejorarlas. El perder es aprender, todo enseña», indica por su parte Ray.

Más allá de los buenos resultados, el club blanquiazul no escatima con su sección femenina y durante este mercado invernal el equipo se ha reforzado con dos jugadores llegadas de la península: Marina Steindl y Mayra Tárraga. «Aunque contamos con una plantilla amplia, el club ha apostado por fichar a dos jugadoras de nivel que nos van a aportar experiencia y muchas cosas tanto dentro como fuera del campo. Son futbolistas contrastadas en la categoría y que llevan muchos minutos en Nacional e incluso en categorías superiores. A ellas creo que les ha llamado el proyecto, el club y la infraestructura. Todo en el Atlético Baleares es apetecible», reconoce el técnico de la sección femenina.

"El equipo está hecho para estar arriba, pero todo el vestuario tiene los pies en el suelo", afirma Marga Fullana

decoration

Mañana sábado, a las 17 horas, las guerreras reciben al Son Sardina en Son Malferit. Un derbi que siempre se vive «de una manera especial». «Ellas nos ganaron en la primera vuelta, pero no hay ánimo de revancha. Será un partido especial, porque las chicas se conocen, pero al final vale tres puntos igual que todos», destaca Expósito. «He jugado con muchas de esas jugadoras y es verdad que siempre existe un poco más de tensión. Será un partido difícil porque se trata de un vestuario en el que se conocen a la perfección, saben a lo que juegan y están luchando también por los puestos de arriba», admite Fullana.

«Emocionalmente es un partido que queremos ganar porque ellas nos derrotaron en la primera jornada. Son partidos especiales y me da mucha pena no poder contar con nuestro público en un momento así. La afición del Baleares se ha volcado con nosotras y aunque las gradas estén cerradas, oímos a algunos aficionados animar desde fuera del estadio. Eso reconforta mucho. Pese a ser un derbi, no existe rivalidad. Si a mí me dieran a elegir, me encantaría que el Son Sardina también ascendiera. Cuanto más se potencie el fútbol femenino de las islas, siempre será mejor para todas», zanja, por su parte, Ray Silva.

Compartir el artículo

stats