Con una falta preocupante de fluidez en el centro del campo, el Atlético Baleares ha vuelto a jugar a medio gas para salvar un empate ante el Real Madrid Castilla (1-1). En el partido aplazado por los positivos en coronavirus del conjunto blanquiazul, disputado este mediodía en la Ciudad Deportiva del club blanco, los de Jordi Roger suman una nueva igualada en el casillero y se quedan a cinco puntos de los puestos que dan acceso a la liguilla de ascenso a Segunda División.

Los mallorquines tienen mucho que mejorar, quizás demasiado, pero en esta atípica temporada no hay tiempo para las dudas. El equipo, que empezó el curso como un tiro, se ha ido desmembrando con el paso de las jornadas y ha sido capaz de sumar solo dos puntos de los últimos doce disputados. Con estos números, la cabeza de Jordi Roger corre peligro. Frente al Navalcarnero el próximo domingo no se puede fallar.

La casi total renovación de la plantilla, que otros cursos había dado sus frutos, este año se ha convertido en un hándicap para los de la Via de Cintura, quienes no son capaces de encontrar esa fluidez y entendimiento dentro del verde.

Sorprendió una vez más, en la alineación del Atlético Baleares, la ausencia de Vinicius Tanque en el once. El máximo goleador del conjunto blanquiazul volvió a empezar el encuentro desde el banquillo, como ya hiciera el pasado domingo frente al San Sebastián de los Reyes. El Castilla, uno de los aspirantes al ascenso y entrenado por Raúl González Blanco, hizo pronto los deberes con un tanto en el minuto 9 que les puso por delante en el marcador.

El once del Baleares frente al Castilla. ATB

Los madrileños cogieron a la defensa balearica descolocada. Peter centró un balón en el interior del área y Dotor, con contundencia, remató el esférico al fondo de la red. Si de por sí el encuentro ya era complicado, se le puso todavía más cuesta arriba al conjunto blanquiazul, quien no fue capaz de reaccionar al tanto encajado. El Castilla jugaba con fluidez, sin prisas, ante un rival que apenas superaba la línea de tres cuartos. Solo Álex Barrera, en dos ocasiones, y David Haro, intentaron sorprender al guardameta del conjunto blanco, sin crear excesivo peligro.

Tras el paso por vestuarios, el Atlético Belares consiguió salir de su letargo, pero en la primera oportunidad seria de la que dispusieron, la fortuna no estuvo de su parte. En el minuto 52 los mallorquines dispusieron de una doble ocasión. El primer remate de Baselga lo atajó Luis López, quien dejo el balón muerto en el interior del área. Olaortua enganchó el esférico, con tan mala fortuna que lo mando directo al palo, con el guardameta blanco batido.

El cambio de cromos y la entrada de Vinicius y Armando sobre el terreno de juego oxigenó a los mallorquines, quienes en el minuto 74 lograron poner las tablas en el luminoso. Fue precisamente el joven futbolista inglés, quien no perdonó con un disparo cruzado a pase de Tanque.

El empate sirve de poco para los mallorquines, pero al menos da un poco de cuerda al preparador catalán. Hay muchas cosas que mejorar y la primera oportunidad para hacerlo pasa por ganar el próximo domingo ante el segundo clasificado de la tabla.

Ficha técnica:

Real Madrid Castilla: Luis López, Guillem, Blanco, Dotor, César, Hugo Vallejo (Morantes, min. 68), Santos, Arribas, Retuerta (Xavi Sintes, min. 85), Peter y Carrillo.

Atlético Baleares: Juan Carlos, Peris (Cobo, min. 71), Olaortua, Davis Haro (Armando Shashoua, min. 62), Álex Barrera (Luca Ferrone, min. 71), Alfonso, Acosta, Marcos Baselga (Kako, min. 82), Coro (Vinicius Tanque, min. 62), Fito y Pedro Orfila.

Goles: 1-0: Dotor (min. 9). 1-1: Armando Shashoua (min. 74)

Árbitro: Guzmán Mansilla (Comité andaluz).

Tarjetas amarillas: Fito Miranda (min. 35), Pedro Orfila (min. 37), Peris (min. 63), Olaortua (min. 72), Retuerta (min. 85),

Tarjetas rojas: No hubo.