Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los puntos sobre las uves | Feliz año, pero no a todos

Como bien deben conocer las pocas personas que siguen este libelo, cuando uno es mediocre lo mejor que te puede pasar es que los demás, o al menos el número suficiente de personas, no lo aprecien así. La suerte influye mucho, claro. Estar en el lugar adecuado en el momento propicio también y, aunque eso no haya sido exactamente así siempre, en buena medida ha funcionado así. Eso sí, la única cosa que mitiga la mediocridad es su conocimiento por parte del protagonista. El fulano que, recién levantado, no ve un mediocre en el espejo tiene un problema serio. Es más, las posibilidades de que los demás se den cuenta de tu mediocridad aumenta mucho. Y por eso, y sin tener que ver, paso a desear el mejor de los años a todas las personas de bien correctamente vacunadas. A los que no quisieron vacunarse no, esos que paguen.

Compartir el artículo

stats