Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los puntos sobre las uves | Bebé a bordo

Tiendo a alucinar con algunas cosas, seguramente porque no las entiendo bien. Siempre me he preguntado cuál el objeto de los carteles que llevan algunos automóviles con la leyenda «Bebé a Bordo». Descarto por completo que nos estén alertando de que hay un lactante el volante, advertencia que sería perfectamente comprensible por el posible peligro, ya que no se puede conducir hasta los 18 años, edad, además, en la que es improbable que uno se alimente exclusivamente con leche materna. Pensemos entonces: ¿el bebé en cuestión va dormido y no hay que tocar el claxon para no despertarle? ¿el bebé se está alimentando y provocar brusquedades puede hacer que pierda el interés por el alimento? ¿«a bordo» se refiere, quizá, a una embarcación aledaña? O simplemente: soy simple y me gusta que se sepa que tengo descendencia...

Compartir el artículo

stats