Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista virtual | Xavier Novell

Entrevista virtual | Xavier Novell

Entrevista virtual | Xavier Novell

«Si eres exor-cista, te pone»

¿Qué tal, Monseñor?

Exmonseñor. Llámeme Xavi, como si fuera un centrocampisra catarí.

Ha dado usted una buena campanada

No lo sabe usted bien.

En un principio dijo usted que dejaba su prelatura por razones personales...

Si a usted no le parecen razones personales que venga Dios y lo vea.

Dicen que lo deja usted por amor...

Tonto me he puesto, sí.

Tanto como para colgar los hábitos

Normalmente no los colgábamos, los doblábamos y los dejábamos en una butaca del dormitorio.

Una mujer divorciada...

Bueno, sí. No hay que escandalizarse mucho.

A ver, que era usted el obispo...

Yo no me aproveché de mi condición para ligar, eso que quede claro.

Aquí tuvimos un caso parecido, pero al final la cosa no cuajó...

Si es que un obispo es como una estrella del rock. Todas quieren estar contigo... cuando no todos. Normalmente te niegas, pero llega un día en que se te juntan la esperanza, la templanza y la lujuria y te acabas liando, nunca mejor dicho.

Pues yo le diría que está usted en pecado mortal...

A ver, que no ha sido para tanto. Peor hubiera sido que yo me aprovechase de mi condición de obispo para saltarme los turnos con la intención de vacunarme contra la Covid-19 antes que los demás. Haces eso y vas al infierno de cabeza.

Lo que no va a poder hacer usted es casarse por la Iglesia...

A lo mejor podemos arreglar una nulidad, que tenemos unos ahorrillos. Que además mi chica estaba casada con un mahometano, hombre ya.

Autora de novelas erótico-satánicas

Si eres exorcista y obispo le puedo asegurar que eso te pone. Pero como un garañón te pone.

Es que resistir al Diablo, Belcebú, Lucifer, Mefistófeles, Luzbel...

Satanás, que también sabe jugar al tenis.

A ver si su chica va a estar poseída...

Siempre estoy atento cuando gira la cabeza.

Usted, que podría haber llegado a cardenal

Cardenales no, hematomas me salen... je je je.

Compartir el artículo

stats