Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Brindis | Practicando turismo local

Proyecto en Can Beneït | Vista de la Vila, un hotel ecológico | Presentación de ‘Avior’

19

Brindis | Practicando turismo local Javier Fernández

Las vacaciones de Semana Santa siempre las he asociado con recorrer cientos de kilómetros con mis padres en un viejo Corsa y pasar buenos ratos con sus amigos en la playa de Santa Pola (Alicante). De niño, los primeros rayos de sol y la brisa marina, largas caminatas por el paseo marítimo que terminaban con un Banana split en la heladería cerca del Castillo-Fortaleza. De adolescente, aguerridos partidos de voley playa se mezclaban con los primeros amores pre-veraniegos, con las primeras cenas a base de pizza y hamburguesas cerca del mar con esa chica de Madrid a la que grababa cintas de música y a la que nunca volví a ver.

En mi burgués época actual, en Semana Santa lo que busco es tranquilidad y descanso; los viajes se transforman en descubrimientos de agroturismos, hoteles con encanto y buenos restaurantes pero, sobre todo, en hallar grandes historias para contar. Este año a los españoles nos ha tocado quedarnos en nuestra región, y nos ha ayudado a encontrar lugares maravillosos donde disfrutar de nuestro entorno más cercano, contribuyendo así a la economía turística a salir de este periplo pandémico.

Can Beneït, tradición mallorquina en un lugar idílico

Esta semana he podido disfrutar de la presentación de un nuevo proyecto turístico, un agroturismo y restaurante dentro de la finca Can Beneït, en Binibona, cerca de Caimari. Un lugar de paz, naturaleza y serenidad en el corazón de la Tramuntana.

La finca consta de más de 70 hectáreas con una casa de campo medieval fortificada, conocida como Alquería, y en su corazón, una almazara centenaria que todavía produce un formidable aceite de oliva virgen extra. Cabe destacar la iglesia de 200 años, que era la única de Binibona y que se encuentra en el patio principal, protegido por los restos de murallas medievales de la Masía.

El agroturismo Can Beneït abrió sus puertas a principios del mes de marzo con el gusto impecable de sus trabajadores y quien lo gestiona, Toni Durán, un trabajador infatigable del turismo de calidad. Él hace un año vio la oportunidad de adquirir este sitio, habló con los bancos y vendió su casa; una apuesta atrevida para un negocio que no empieza en su mejor época.

En la recepción, Olga Jiménez se muestra complaciente de poder ayudar a Toni en esta aventura; se conocen hace tiempo y tienen ese feeling que solo otorga la amistad de muchos años. En la cocina, el chef Xisco Garcés y su segundo, Joan Bibiloni, se muestran encantados de trabajar en un buen ambiente con magníficas vistas; y es que los fogones tienen un gran balcón donde contemplar el verde de la montaña. Los platos que se pueden degustar en este enclave servirán productos orgánicos, frescos y delicias locales, ya que disponen de su propio huerto. Un lugar que seguro dará que hablar este año.

Vista de la Vila en Llubí

Y seguimos con lugares maravillosos y curiosos en esta isla. El matrimonio alemán Thomas y Ulrike Lauerer gestiona en Llubí un pequeño hotel con encanto; una casa, construida en 1900, que fue restaurada con el deseo de crear un pequeño pero muy acogedor turismo de interior.

El Vista de la Vila es un hogar para aquellos que quieren disfrutar de la tranquila vida de un pueblo de Mallorca durante unos días.

Español, alemán, sueco e italiano son los idiomas que se escuchan en el comedor donde se sirve el desayuno; un patio con limoneros y un pequeño safreig donde refrescarse. Sus habitaciones con viga vista y pequeños elementos de decoración mallorquina dan paso a unas noches de silencio y tranquilidad que solo pueden adquirirse en lugares como Llubí. Allí se ha conservado la paz, la cordialidad y la amabilidad de la vida sencilla del pueblo, un lugar donde todos se saludan aunque no te conozcan, toda una reivindicación para el turismo de interior en Mallorca.

Thomas y Ulrike Lauerer han construido un hotel ecológico donde se utiliza la electricidad 100% verde de fuentes de energía renovables, donde se utilizan grifos e inodoros que ahorran agua y donde el agua caliente es generada por energía solar.

Presentación del libro ‘Avior’

Los departamentos de Patrimonio y Cultura del Ayuntamiento de Andratx, y la Agrupación Aires de Andratx, presentaron el libro Avior, nuestro patrimonio textil en el Patio de Son Mas del pueblo. Este libro es fruto de la investigación sobre el patrimonio textil como parte de la cultura y la historia de Andratx. Los autores, Macià Tomàs, Juan Cruz y Miquel Matas en su día se empeñaron en desempolvar piezas de indumentaria tradicional mallorquina, instrumentos de música, pasos de baile, cancioneros y literatura oral y junto a las fotografías de Toni Oliver crearon este libro.

En la presentación, a cargo de los propios autores acompañados de Concha Herranz, conservadora y jefe de colecciones del Museo del Traje de Madrid, también se encontraban los políticos locales Ruth Mateu, Katia Rouarch y Joan Manera. Entre el público asistente nos topamos con algunos de los modelos utilizados para realización de las fotos como Micaela Suau y Gillem Jofre, o los jóvenes Patricia Moreno, Adrián Sánchez, Pau Cladera, Mar Sánchez, Magdalena Alemany y Paula Sánchez.

Compartir el artículo

stats