Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista virtual | Pablo Hasél: «Quisiera tener cerebro»

«Quisiera tener cerebro»

«Quisiera tener cerebro»

¿Qué tal, don Pablo?

Aquí, salvando la Libertad de Expresión, una tarea del copón...

Pues yo creo que es usted un gilipollas...

A ver ¿eh?, que hay cosas que no se pueden decir así por las buenas, que por asuntos así están las cárceles llenas

¿Por qué cree usted que le han encarcelado?

Porque vivimos en un estado fascista, represivo y terrorista.

¿Qué libertad defiende usted?

De hacer en todo momento lo que me salga de las narices, y que nadie tenga derecho a decirme ¿qué me dices?

¿Siempre habla rimando?

Un buen rapero tiene un principio, no abrir la boca sin hacer un ripio.

El abuelo de usted mataba maquis por los montes...

Eso, sabe usted, me lo tenía muy callado, las cosas de mi abuelo pertenecen al pasado.

Supongamos que yo digo que ojalá le violen a usted trescientos reclusos superdotados...

Si lo dice conversando le tendré que aborrecer, si lo dice rimando puede que sea un placer.

¿Ha leído usted algo útil en su vida?

Leer más de cuatro hojas, se lo juro, es un veneno; pero si tiene viñetas, leo hasta el Capitán Trueno.

Echenique le ha defendido mucho...

Para mí, se lo prometo, ha supuesto un desahogo, aunque sea, como yo, un perfecto demagogo.

¿Orgulloso de los destrozos de los que reivindican su persona?

De todos los compañeros ni una pulga me distancio, sobre todo cuando atracan las tiendecitas de Amancio.

¿Cuando escribe, en qué piensa?

Pienso fundamentalmente en ponerle mucho hierro, aunque no debo negar que quiera tener cerebro.

¿Cree usted entonces en la defensa de la Libertad de Expresión?

Creo en esa libertad tarde, noche y día, y por qué lo voy a negar, sobre todo si es la mía.

¿Desear la muerte a alguien es delito?

Si es la mía le digo que es un delito, y si es la de los demás, como mucho es pequeñito.

Compartir el artículo

stats