Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El lujo apuesta por la moda 'sucia'

La copia del uniforme de currante con manchas de pintura que ha lanzado la firma Ralph Lauren ha encendido a las redes porque cuesta 500 euros, en rebajas. Las ‘zapas’ nuevas que parecen viejas de Gucci tampoco se quedan atrás.

Los petos salpicados de pintura de Ralph Lauren.

Los petos salpicados de pintura de Ralph Lauren.

Aunque hace tres meses que el mono manchado de salpicaduras de pintura de Ralph Lauren está a la venta, las redes sociales se han llevado las manos a la cabeza hace dos semanas, ojipláticas porque el uniforme de trabajo de pintores de brocha gorda y mecánicos de taller de coche de barrio cueste 680 euros, aunque, ahora, en rebajas, se pueda adquirir por la módica cantidad de 483 euros en la web del legendario diseñador neoyorquino.

Por mucho que sorprenda, no es la primera vez que las grandes firmas de moda se fijan en la clase obrera y en la ropa manchada, desteñida o vieja para lanzar nuevas prendas y colecciones. En el juego de la moda casi todo vale. Y la provocación suele ser uno de sus mayores argumentos de artistas y modistos. Se trata de visitar y revisitar una y otra vez los mismos lugares o estilos y darle cada creador su toque particular. ¿Es que no está haciendo lo mismo Nike con sus Air Jordan, desde que se lanzaron en 1984 a mayor gloria de la estrella de la NBA, y que 35 años después sigue siendo la deportiva más deseada de las ‘influencers’ gracias a la última colaboración de la marca del ‘swoosh’ con Dior?

Efectivamente, las redes -Twitter particularmente-, andan indignadas porque un conjunto tan habitual para el currante tenga un precio tan desorbitado solo porque lleve la etiqueta Ralph Lauren (un mono normal de trabajo suele rondar los 30 euros). Tampoco ha caído muy bien la tendencia juguetona de la moda a «idealizar la precariedad”. Algunos hasta se preguntan «¿quién compra realmente esta mierda? [sic]». A lo que otros responden sencillamente con un: «Gente con más dinero que sentido común».

Quizá no se entiende que una de las marcas que mejor ha reflejado y vendido el estilo de vida americano ‘wasp’ (por sus siglas en inglés, blanco-anglosajón-protestante), y que se caracteriza por su impronta juvenil, clásica, atemporal, elegante y por su espíritu libre, haya lanzado dentro de su línea masculina una prenda tan corriente y popular -aunque «confeccionada con satén de algodón japonés», como explican en la web- y alejada de sus esquemas habituales.

A pesar de las críticas en internet, hay que señalar que el modelo en azul marino vaquero ha volado: solo está ya disponible en la talla S y L, de las XS, M, XL y XXL no queda nada.

Manchados de hierba

Por ejemplo, el pasado mes de octubre Gucci, , es decir el visionario Alessandro Michele, su director creativo, también lanzó unos vaqueros desgastados que parecían estar manchados de hierba en la zona de rodillas. ¿Su precio? 680 euros. La prenda, que también tiene su versión peto por 300 euros más, es un canto a la estética ‘grunge’ que impregna toda su colección otoño-invierno 2020. Dentro de la misma, también se pusieron a la venta unas medias con agujeros y carreras por ¡140 euros! que miles de compradores agotaron en pocos días en Ssense, una web canadiense especializada en moda de lujo.

La misma casa de lujo italiana hace dos años ya revolucionó las redes con unas zapatillas «viejas y sucias», inspiradas en las típicas deportivas que usaban los jugadores de baloncesto en los años 70.

Zapatillas ‘Walking Dead’

No solo las marcas de lujo se divierten manchando las zapatillas deportivas antes de que el comprador las saque de su caja. Puma lanzó en 2019 un modelo especial basado en The Walking Dead, la popular y longeva serie de zombies de AMC. Unas zapatillas inspiradas en una ficción sobre el apocalipsis no debían estar impolutas, así que su diseñador, Alexander-John, pensó que lo mejor sería simular las secuelas que dejaría en el calzado de cualquier persona que llevara años tratando de huir de hordas de muertos muertos vivientes en los bosques cercanos a Washington DC.

Esta opción, la de ensuciar artificialmente unas deportivas nuevas no solo está cada vez más de moda, sino que, al parecer, encarece su precio. Este es el caso de uno de los modelos más vendidos de la historia de las zapatillas deportivas, las Chuck Taylor All Star de Converse. Su modelo clásico cuesta alrededor de 80 euros, sin embargo, su versión sucia o envejecida sale por 120 euros.

Compartir el artículo

stats