Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los puntos sobre las uves | Vacunar y hacer gin tonics

Leía el otro día una sencilla regla de tres en la que se calculaba que, de seguir el ritmo de vacunaciones tal y como fue durante la primera semana en que se dispuso del remedio, en España no acabaremos de vacunar a todo el mundo hasta 2034. Hay que hacer la precisión de que poner una vacuna es mucho más fácil que preparar un gin tonic, y que para preparar un gin tonic no es necesaria titulación alguna, y menos en situaciones de urgencia, en las que uno se bebe lo que sea. Médicos y enfermeras, públicos y privados, odontólogos, farmacéuticos, veterinarios... todos ellos pueden ponerse a vacunar mañana. Seguro que hasta el colegio de médicos podría montar un tenderete para ello, con lo que apreciaríamos alguna utilidad. Vacunar es tan sencillo que hasta un político podría hacerlo... con la excepción de Vicenç Thomàs, que ya lo olvidó todo.

Compartir el artículo

stats