Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Brindis | Sensibilidad bajo la máscara

13

Brindis | Sensibilidad bajo la máscara

Permítanme confesarles que me llama la atención y me hace gracia, un comportamiento mallorquín muy arraigado en la isla, y es el de cruzarte con personas conocidas, hacerse el despistado y no saludar, y más ahora que entre las mascarillas y gafas de sol, no distingues a tu amigo del colegio o tu compañero de trabajo de una persona ajena a ti. El carácter madrileño que aun mantengo, (para bien o para mal) hace que mi comportamiento llame la atención de cualquier mallorquín de pro. Si he hablado aunque sea una sola vez con alguien, inmediatamente se convierte en amigo y hablo con él o ella de cualquier tema de actualidad o familiar, esperando alguna respuesta, la mayoría de veces miran como una vaca ve pasar el tren y otras empatizo y cuentan alguna intimidad. Esto me ha pasado esta semana, encontrarme con un chef y su familia en una heladería o con una diputada del congreso en la entrada de unos premios y hablar de intimidades hogareñas sin malicia y apreciar sus personalidades y valores humanos.

Show benéfico en la sala Delirious

La semana pasada tuvo lugar en la Sala Delirious un espectáculo benéfico a favor del comedor social Tardor, la entrada al espectáculo sería una bolsa de comida no perecedera por persona.

Allí acudieron varias familias que pudieron disfrutar del espectáculo de Geordi Clowny y la magia con Enzo Lorenzo previa reserva. Diego Petritoli, Silvia Pampana y Yari Petritoli o Nahi Coll, Tina, Germán Louro y Aquiles trajeron su bolsa solidaria con legumbres preconizadas, latas de atún, tomate frito, y aceite de litro.

Hace unos años Sara Bohigas leyó una noticia sobre una familia que dormía en el cementerio, quiso ayudarles de alguna manera, encontró que el comedor social Tardor daba cobertura a personas desfavorecidas como ellas, con pequeños actos benéficos en su sala palmesana consigue recaudar comida para el comedor dirigido por Toni Bauzá. 

Actualmente el comedor social Tardor atienden más de 800 servicios de comida elaborada al día y más de 100 familias semanales. Estos números se multiplicarán durante estos próximos meses.

Sensibilidad en el restaurante Aromata

Aromata quiere acercar la alta gastronomía a todo el mundo. Este es su objetivo. Por eso, cada mediodía ofrece un menú en donde prima la materia prima. Por la noche, el restaurante se transforma y se envuelve de una magia especial. Andreu Genestra y su equipo ofrece propuestas muy atractivas.

Las noches de los jueves, el restaurante Aromata, llena de encanto el patio señorial mallorquín de Fundación Sa Nostra. Andreu Genestra ofrece sensaciones gastronómicas amenizadas con música. En una primera noche el chorro de voz del cantante mallorquín Jaime Anglada, acompañado con una guitarra, ofreció un mini concierto acústico del que pudieron disfrutar 35 comensales entre los que se encontraban Juan Alberto Ramón, Quique Alvarez, Toni Gil, Malena Andreozzi y Kenia Triguero.

La segunda noche que pudimos disfrutar, tuvo de protagonista musical a Aina Zanoguera, una voz tan dulce y agradable como el plato más exquisito de Aromata. Una experiencia para el sentido del gusto, olfato, vista y oido. En esta ocasión pudimos conversar agradablemente, solo interrumpidos por la hora en que cenicienta tiene que regresar a casa, con el Dr. Jorge Muñoz, su divertida pareja Patricia Mulet, el simpático matrimonio de Xisca Capó y Andreu Genestra, Barbara Capó, la actriz y cantante Aina Zanoguera y Carlos Torres.

Tributo a quienes luchan contra la pandemia

Este diario celebró o más bien entrego, que no están las cosas para fastos, sus premios anuales a las personas y entidades más destacadas de la sociedad balear. Este acontecimiento se celebraba normalmente en verano, abriendo la temporada de eventos sociales, como dijo nuestra directora Marisa Goñi en su discurso de apertura del acto. “Este año era más necesario que nunca premiar a las personas y entidades que luchan contra la Covid-19, que lastra la economía y que condiciona nuestra vida”. 

Diario de Mallorca premió a todo el colectivo sanitario de las islas que se han situado en primera línea para atender a los pacientes, con un reconocimiento especial al medico Bernardo García de la Villa, quien estuvo 74 días en la UCI y un mes en planta como enfermo de Coronavirus. A la mesa de Diálogo Social de Baleares, compuesta por representantes de la administración, patronales, sindicatos, y empresas como la cooperativa Camp Mallorquí con su presidente Miquel Gual a la cabeza y al matrimonio de Sóllerics, que no pueden ser más entrañables, Margalida Busquets y Tòfol Miquel, que en los peores momentos de confinamiento se dedicaron a confeccionar mascarillas en el desván de casa. .

FACSA con sus representantes Xisco Martorell, Josep Beltarn y Carmen Guasch, Juaneda Hospitales con su presidente Juan Alguersuari y Catalina Servera Gerente Hospital Juaneda Miramar, y la asociación ASIMA con Alejandro Sáenz de San Pedro y Francisco Martorell fueron las empresas colaboradoras de Diario de Mallorca para el desarrollo de esta gala.

Representantes políticos y sociales acudieron al evento como el obispo de Mallorca, Sebastià Taltavull, el Alcalde de Palma José Hila, el rector de la UIB Llorenç Huguet, Maria Ferrer, Juan Manuel Gómez y Patricia Guach, Pilar Costa y Iago Negueruela o Biel Company y Marga Prohens con quien estuvimos hablando sobre los viajes entre Madrid y Mallorca y la incertidumbre del contagio entre pasajeros.

En este acto las mascarillas hacían de subrayado de ojos de las personas fotografiadas, que aun siendo gente seria, se atisbaba una breve sonrisa, quien sabe si por ver a un madrileño que se lanza a hablar con ellos o por ver luz al final de este túnel pandémico.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats