Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Brindis, vida social

Paréntesis de vida

Boda de ensueño y luna de miel de vértigo - Villa Statera y Anguli, arte, diseño y mar - Último Brindis (por ahora) en el Glòria

Estos días, cuando he conseguido que mi pequeña caiga rendida y se duerma, me dedico a desconectar. Busco algunas de las propuestas musicales que artistas de todo el mundo desinteresadamente ofrecen en sus redes, y me evado. La música, qué seríamos sin ella. Escuchando a Ismael Serrano, me quedé con una frase que pronunció entre canción y canción. "Esto es un paréntesis de vida. Volveremos a los insultos en los atascos; a cansarnos de empujar el columpio; volveremos al metro atestado, quizás hasta nos enamoremos". Y sí, puede ser que esta pandemia, que la COVID-19 nos robe la primavera, quizás hasta el verano, pero todo eso, volverá. Quizás "más viejos y más cansados" (utilizando una frase de su Recuerdo) pero volveremos. Como esta sección, este Brindis, que se vestirá de cuarententa el tiempo que haga falta. Pero que no les deja y que aquí estará.

HACE UN MES...

Hoy, 29 de marzo, se cumple el primer mes desde que Carles Medrano y Lluc Alemany se dieran el sí quiero. Una ceremonia preciosa y que ahora, dado todo lo que ocurrió después, nos resulta más emocionante si cabe. Porque sí, se pudieron casar porque aún el coronavirus nos sonaba lejos y nada hacía presagiar que pudiera tocarnos tan de cerca. Ellos, la feliz pareja, casi ni puede volver de su luna de miel, en Jordania.

El reino Hachemita decidió cancelar todos los vuelos directos con Madrid y Barcelona cuando Carles y Lluc no llevaban ni una semana conociendo Petra y alrededores. A través de mensajes con familiares y amigos como Marta Llanes, Edurne Urrutia, Blanca Alemany, Cati Umbert, Mariona Sans, Ana Méndez, Lluch Steegmann, Jeroni Lliteras o Maria Antònia Company, conocieron la situación real y que España entraría en estado de alerta. Con aeropuertos cerrados y la inacción de la agencia de viajes, los recién casados acortaron y renunciaron a su viaje, se dirigieron al aeropuerto de Aqaba y allí lograron unos billetes para viajar el mismo domingo 15. Angustia, vértigo por el overbooking y la saturación en el control de pasaportes y una huida y regreso a la isla por los pelos donde ya descansan. Solo ellos, porque las maletas, ni se saben donde están. Desde luego, una luna de miel que no olvidarán nunca.

SIGAMOS SOÑANDO

También, pocos días antes del confinamiento, pudimos conocer la nueva propiedad que Engel & Völkers tiene en cartera. La presentó de la mano de Mariana Muñoz, de Terraza Balear y Drew Aaron, de Gallery Red. Diseño, interiorismo y arte para que se sienta un hogar. En la presentación, a la que asistieron Kevin Stevens, promotor y CEO de Carpe Diem Camp de Mar; Michel Campione, arquitecto de Archirevolution y Hans Lez, director Gerente de Engel & Völkers Mallorca Southwest, se pudieron conocer dos villas, Statera y Anguli, que son un auténtico sueño.

Y un último apunte. Lo decíamos al principio. Volverán las burbujas a nuestras copas. La última vez que pudimos brindar con alegría fue en el Glòria de Sant Jaume y su fiesta con espumosos premium y catering de Javier Gardonio. Pronto, abrazos con Vanessa Cabau, Alicia Polo, Gemma Muñoz o Águeda Ropero.

Compartir el artículo

stats