Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista virtual

Virus de la gripe: "Se pueden empezar a reír de mí"

Virus de la gripe: "Se pueden empezar a reír de mí"

Virus de la gripe: "Se pueden empezar a reír de mí"

¿Qué tal, don Gripe?

Llámeme Influenza, que queda más intelectual.

¿Qué tal, don Influenza?

Pues muy molesto, ¿qué quiere que le diga?

¿Por qué tan molesto?

Los jóvenes hoy día no tienen ningún respeto.

¿Lo dice usted por el coronavirus?

Ni me lo nombre. ¿Qué se habrá creído? Que sepa que yo, en 1918 la armé mucho más gorda.

¿Más gorda?

33 millones me cargué. ¿Cómo se queda?

Espérese usted...

Debo reconocer que en 1918 la gente no se puso a la labor como ahora.

Por suerte...

Pues sí, porque hay que reconocer que el jovencito este lo hace bien. Las cosas como son.

Veo que le reconoce méritos...

Yo, en mis mejores momentos, consigo que se infecten 1.5 personas por cada enfermo€ este cabroncete está en 2.7. Se esfuerza.

¿A la hora de matar?

También lo hace bastante bien. El fulano se carga a tres o cuatro de cada cien. Más del doble que yo.

¿Qué tal, don Gripe?

Llámeme Influenza, que queda más intelectual.

¿Qué tal, don Influenza?

Pues muy molesto, ¿qué quiere que le diga?

¿Por qué tan molesto?

Los jóvenes hoy día no tienen ningún respeto.

¿Lo dice usted por el coronavirus?

Ni me lo nombre. ¿Qué se habrá creído? Que sepa que yo, en 1918 la armé mucho más gorda.

¿Más gorda?

33 millones me cargué. ¿Cómo se queda?

Espérese usted€

Debo reconocer que en 1918 la gente no se puso a la labor como ahora.

Por suerte€

Pues sí, porque hay que reconocer que el jovencito este lo hace bien. Las cosas como son.

Veo que le reconoce méritos€

Yo, en mis mejores momentos, consigo que se infecten 1.5 personas por cada enfermo€ este cabroncete está en 2.7. Se esfuerza.

¿A la hora de matar?

También lo hace bastante bien. El fulano se carga a tres o cuatro de cada cien. Más del doble que yo.

Bueno, contra usted hay vacuna€

Y mira que intento cambiar para que la vacuna esa no funcione€ Aunque bueno, con lo de la vacuna tengo mis aliados€

¿Quiénes?

Los maravillosos antivacunas. Están haciendo un buen trabajo. Lo malo es que me temo que, con la que está armando el jovencito este, los antivacunas empiecen a callarse€ pero bueno, volverán en poco tiempo. Son insistentes.

¿Eso me recuerda también a los homeópatas?

No se meta con ellos. Muchos de nosotros les estaremos eternamente agradecidos.

¿Qué me cuenta usted de los bulos?

Tengo la sospecha de que esos bulos son lanzados por nosotros, los virus, porque si no, no lo entiendo. Algunos son ciertamente graciosos.

¿Algunos dicen que la confinación no es más que una exageración?

El jovencito estaría encantado de que no se hiciera, desde luego. Le voy a contar un secreto: si los chinos no hubieran hecho nada ahora tendrían ustedes más de un millón de muertos.

¡Hala, exagerado!

Se lo digo yo, que siendo más suave me cargué a treinta millones en 1918. Como le dejen al coronita a su bola se pueden empezar a reír de mí.

Compartir el artículo

stats